Treinta consejos para el R1 de Geriatría que deberían seguir todos los MIR

Los facultativos señalan que el respeto, la paciencia y la educación son clave

Un médico atendiendo a un paciente de Geriatría.
Treinta consejos para el R1 de Geriatría que deberían seguir todos los MIR
sáb 25 mayo 2019. 14.30H
La educación, el respeto y la paciencia son algunos de las 30 recomendaciones que los facultativos de Geriatría a los médicos que comienza la residencia en este nivel asistencial, uno en los que los residentes tienen que poner especial cuidado en el trato con los pacientes.

En concreto, se han recogido un total de 30 consejos de varios tuiteros en el blog ‘hablandodegeriatria’ en los que médicos 

Los médicos señalan la necesidad de crear un clima de familiaridad con los pacientes


que ya superaron la residencia aconsejan a los nuevos R1 lo que deben y no deben hacer frente a los pacientes. Por ejemplo, la primera recomendación que reciben es llamen a la puerta antes de entrar en la habitación del enfermo.

En este sentido, les explican que es necesario realizar una presentación, utilizar siempre un gracias e intentar crear un clima de familiaridad durante la visita, respetando la intimidad de los mismos con gestos tan simples como cerrar la puerta y no manteniendo conversaciones paralelas en el espacio.


Respeto


Los médicos y tutores señalan que el respeto es imprescindible en el trato con un paciente, sin embargo, hay que hacer hincapié en el mismo con los enfermos de Geriatría. Por ello, instan a los R1 a explicar con detalle los problemas que sufre el paciente y cuáles van a ser los tratamientos que va a recibir.

La prudencia es otra de las cualidades que deben desarrollar los R1 al principio de su residencia. En cuanto a ello, los facultativos explican a los residentes que nunca deben dejarse nada por preguntar a los pacientes, si es preciso repetirlo y en el momento de la marcha hacer una última cuestión a los enfermos para asegurarse de que todo les haya quedado totalmente claro.


Actitud positiva


Es más, la dureza del trabajo puede hacer mella en los primeros meses de residencia. En este sentido, los facultativos instan a los residentes a no rendirse nunca, a no caer en la espiral de las quejas y a escuchar las sugerencias de las enfermeras, las profesionales que las acompañan en muchas de las visitas.

Por último, han destacado que es necesario mantener la humildad y la humanidad, dado que en Geriatría se debe acompañar a los pacientes en el final de la vida, por lo que es preciso intentar que los enfermos se encuentren los más cómodos que puedan. 

El resto de consejos pueden leerse aquí.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.