19 de junio de 2018 | Actualizado: Martes a las 20:00
Conocimiento > Formación

Techo de cristal en la facultad de Medicina: 4 mujeres entre los 34 decanos

Las cuatro decanas coinciden en exigir más protagonismo en los puestos de dirección académica

Fuente: Organigrama de dirección de cada Facultad de Medicina.
Techo de cristal en la facultad de Medicina: 4 mujeres entre los 34 decanos
Jesús Arroyo
Alberto Muñóz
Domingo, 04 de marzo de 2018, a las 10:25
La feminización en las altas esferas de las facultades de Medicina en España no termina de alcanzarse. De los 34 campus médicos de carácter público, solo cuatro tienen al frente de su decanato a una mujer. Precisamente, queda menos de una semana para la huelga feminista del 8 de marzo y las razones de la convocatoria son muchas: desde la precariedad hasta la invisibilización de la mujer en los puestos de gestión.

Carmen Gallardo es la decana de la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad Rey Juan Carlos y lleva en la Conferencia Nacional de Decanos de Medicina cinco años, y en todo este tiempo solo se han sumado tres mujeres más a su compañía. “Es cierto que cuando llegue a la Conferencia me sorprendió ver tantos hombres. No porque no lo sospechara, sino porque el ratio es alarmante”, reconoce a Redacción Médica Gallardo en referencia a ese aislado 10 por ciento que representan las decanas de Medicina en España. 



Su ‘colega’ Rosa Soler llegó en el año 2013 a la Conferencia. En ese año se convirtió en la decana de la Facultad de Medicina de la Universidad de Lleida. En su caso, compitió en las elecciones al decanato contra un hombre. “Lo cierto es que desconozco cuáles son los motivos concretos por los que no llegan a presentarse más mujeres a las elecciones. Es cierto, que son puestos que requieren mucho tiempo y mucha dedicación. Las mujeres tenemos el hándicap de compaginar la vida personal y profesional, y está claro que compaginar esos dos niveles cuesta”.

Aun así, Soler asegura que siempre anima a las mujeres a presentarse a regir esos puestos de dirección, “pero no solo en el caso de decanato, en cualquier cargo” porque “vale mucho la pena ocupar esos cargos, ya que podemos dar una visión diferente desde nuestra perspectiva”.

Por su parte, María del Pino Santana, decana de la Facultad de Ciencias de la Salud de Las Palmas de Gran Canaria, cree que “el problema es que los cargo de gestión en una facultad conllevan bastante trabajo y desgraciadamente no hay suficientes médicos y médicas que se presenten, debido a la carga asistencial que soportan”.  Sin embargo, este ratio no sorprende a la decana, que ve necesario “incrementar la presencia femenina en los cargos de gestión, aunque ya se está mejorando”.

Aurora Valenzuela fue la última en sumarse a este grupo de cuatro mujeres que conforma el sector femenino de decanas de Medicina. Ella dirige la Facultad de Medicina de la Universidad de Granada y explica que ella fue elegida en una votación y no designada a dedo, como puede ocurrir en otros puestos profesionales. “Hay que aclarar que estos cargos son electivos y no de designación. En este caso concreto, el problema fundamental es que hay pocas profesoras en las facultades de Medicina que puedan presentarse a estos cargos de gestión. Por lo general, hay muchos más profesores. Es un problema de oferta”.

Mayoría de alumnas, minoría de rectoras

Otro dato preocupante es que solo el 13 por ciento de los rectores universitarios son mujeres. Este porcentaje no se ajusta a la realidad de los alumnos matriculados en los campus españoles. En Medicina, siete de cada diez estudiantes son mujeres. “En las aulas universitarias cada vez hay más chicas que chicos y evidentemente ese ratio no refleja la realidad de los puestos de gestión”, explica Soler.

La decana de Medicina de la Universidad Rey Juan Carlos considera que “el ámbito de la salud cada vez está más feminizado, pero la tijera que se ejerce entre mujeres y hombres a la hora de acceder a puestos de responsabilidad es preocupante”.


"El ámbito de la Salud cada vez está más feminizado, pero la tijera que se ejerce entre mujeres y hombres a la hora de acceder a puestos de responsabilidad es preocupante"


En su opinión y desde su experiencia, “esto se debe a que en el fondo la sociedad todavía considera que cuando se habla de puestos importantes, creen que el hombre va mejor que una mujer. Me gustaría que no fuera así, pero es así y se debería de cambiar.”. 

En este sentido, Valenzuela evidencia que el ratio de representación femenina en cargos académicos “es una alarma importante”, y recuerda que “son puestos en los que debe de haber una voluntad por parte de las mujeres, para que entiendan que ellas también tienen espacio en esta posibilidad de gestionar un centro como son las facultades de Medicina”.

Ningún puesto de responsabilidad

En la Conferencia Nacional de Decanos están representados todos responsables de cada una de las Facultades de Medicina. En esta, tampoco hay ningún puesto de responsabilidad dirigido por una mujer. Todas las decanas coinciden en señalar que la situación de desigualdad es “manifiesta”, aunque el tema “no se ha tratado de forma oficial”.

“No creo que se debiera de discutir de forma oficiosa en este momento, porque hay temas más importantes que tratar sobre las facultades de Medicina”, explica Rosa Soler, ante, por ejemplo, la problemática sobre la proliferación de nuevas facultades médicas

Por su parte, Carmen Gallardo si cree que debería de haber algo más de debate entre sus compañeros sobre la feminización. “Informalmente todos los decanos lo hemos comentado, porque la situación es palpable. Creo que al menos se debería de discutir, pero es cierto que la Conferencia no se encarga de elegir a los decanos, eso depende cada universidad”, señala la decana de la Universidad Rey Juan Carlos, que critica que en ningún cargo representativo del organismo este sentada una mujer. Lo mismo piensa Aurora Valenzuela que considera que “es el momento de que haya representación de mujeres en la dirección de la Conferencia”.