19 de junio de 2018 | Actualizado: Martes a las 12:30
Política Sanitaria > Enfermería

Las enfermeras no irán a la huelga feminista del 8-M: priman los pacientes

Pese a incidir en su concienciación con la igualdad de género, entienden que los "paros deben ser el último recurso"

Mar Rocha, portavoz del sindicato de Enfemería Satse.
Las enfermeras no irán a la huelga feminista del 8-M: priman los pacientes
I. P. Nova
Lunes, 19 de febrero de 2018, a las 09:20
El sindicato de Enfermería Satse no se sumará "directamente" a los paros programados para el 8 de marzo con motivo del Día Internacional de la Mujer. Así se lo ha confirmado a Redacción Médica la portavoz de la organización, Mar Rocha, que sin embargo ha defendido la reivindicación. No obstante, ha asegurado que el deseo de Satse es el de luchar por la igualdad de género "sin lesionar los derechos de los pacientes" que, a su entender, "no deben quedar desatendidos".

Desde el sindicato se muestran muy "concienciados con la lucha en igualdad de género" pero entienden que los "paros y las huelgas deben de ser el último recurso". Como sanitarios, Rocha explica que sumarse directamente a estas movilizaciones puede afectar a sus pacientes. "Estamos trabajando diariamente en la igualdad abogando por el diseño de políticas públicas y empleabilidad", argumenta la portavoz del sindicato.

Además, Rocha explica que ninguno de los organizadores de dicha convocatoria -inédita en España por su envergadura- se ha puesto en contacto con ellos. Hay que recordar que este sindicato da voz a un colectivo que está compuesto en su mayoría, concretamente un 85 por ciento, por mujeres.

Respaldo parcial de CCOO y UGT

Fuera de este sindicato, la huelga está secundada por más de 300 colectivos en España y con reflejo en 177 países. De momento, la movilización cuenta con el respaldo parcial de los sindicatos, CCOO y UGT,  y de algunos partidos políticos. Los sindicatos GCT, CNT, Confederación Intersindical y algunos representantes gallegos aseguran que secundarán la huelga general de 24 horas. En el caso de Comisiones y UGT se apuesta por paros parciales de dos horas por la mañana y por la tarde.

El objetivo de este Paro Internacional de Mujeres es, entre otros, evidenciar la brecha salarial de género, reconocer el trabajo doméstico no remunerado y protestar por el incremento de la violencia y el feminicidio en todos los países.