21 nov 2018 | Actualizado: 19:20

Paliativos, Geriatría y Fisiología son los 'cocos' del examen MIR

La Fundación Educación Médica analiza la prueba, que en las últimas convocatorias ha reducido su nivel de exigencia

Un grupo de candidatos al MIR durante la elección de la plaza.
Paliativos, Geriatría y Fisiología son los 'cocos' del examen MIR
vie 22 julio 2016. 09.50H
José A. Puglisi
El MIR reduce la exigencia. El estudio ‘El examen al examen MIR 2015’, elaborado por la Fundación Educación Médica, revela que la evaluación de acceso a una especialidad ha registrado un índice de dificultad superior al alcanzado durante las convocatorias  comprendidas entre 1988 y 1993, lo que se traduce, según explica el análisis, en un aumento de la facilidad para resolver la prueba. Sin embargo, no todas las asignaturas evaluadas han sido sencillas de responder.

Los conocimientos relacionados con Cuidados Paliativos, Geriatría y Fisiología son los que han registrado una mayor exigencia, según el índice de dificultad corregido que se ha utilizado en el estudio. La misma metodología que ha permitido conocer que 26 de las 33 asignaturas evaluadas ha tenido una dificultad óptima, lo que representa el 78,8 por ciento de la prueba. Además, se revela que los temas de Habilidades Comunicativas han sido fáciles de responder, mientras que Anestesiología, Genética y Cirugía Plástica han sido “muy fáciles”.

Si se analiza desde el índice de dificultad común, los resultados indican que 72,7 por ciento de la evaluación (24 de los 33 temas evaluados) tienen una dificultad aceptable, por lo que sólo se ha alcanzado el nivel óptimo en las áreas de Cuidados Paliativos, Anatomía, Patología, Cirugía Maxilofacial, Farmacología y Geriatría. De esta manera, los más fáciles han quedado limitados a Anestesiología, Genética, Cirugía Plástica y las Habilidades Comunicativas.

En términos generales, el 47,19 por ciento de las preguntas del examen MIR 2015-2016 han registrado una “dificultad aceptable”, mientras que el 36,8 por ciento han sido fácil, el 9,96 por ciento aceptable y, finalmente, un 6,06 por ciento difíciles. En el caso de que se aplique el índice de dificultad con corrección de los efectos del azar, el 31,6 por ciento de las preguntas llegan a un nivel óptimo, seguido de un 24,24 por ciento de un nivel fácil, así como de un 22,35 por ciento “muy fáciles”, un 18,61 por ciento difíciles y 5,19 por ciento muy difícil.

Una menor discriminación

La investigación ha concluido que, en términos generales, “el índice de discriminación del examen MIR 2015 resulta ligeramente inferior al de las convocatorias comprendidas entre 1988 y 1993”. De esta manera, se precisa que, según los datos del Ministerio de Sanidad, se ha obtenido una tasa que oscila entre los 0,25 y 0,29 puntos, considerado un nivel “bueno”.

Si se analizan detalladamente las preguntas, el estudio indica un total de 71 tienen una “discriminación excelente”, lo que equivale al 30,74 por ciento del MIR. Le siguen otras 54 con un nivel de “mala discriminación” (24,68 por ciento), así como 53 “revisables” (22,68 por ciento), 43 con un nivel “bueno” (18,61 por ciento) y las últimas siete con un resultado “muy malo” (3,03 por ciento).

De esta manera, se indica que 13 de las 33 asignaturas tienen una buena discriminación y, otras 13, de tipo revisable (Fisiología, Habilidades Comunicativas, Gestión Clínica, Cirugía Maxilofacial, Farmacología, Enfermedades Infecciosas, Digestivo, Genética, Neurología, Oftalmología, Anatomía, Oncología y Cuidados Paliativos). A estas se suman, otras cuatro que se considera de “mala discriminación” (Traumatología, Cirugía Plástica, Anestesiología y Geriatría).
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.