Sanidad delega en las unidades docentes finalizar el MIR en septiembre

La promoción 2020 no pudo empezar su formación en mayo por el Covid-19

Sanidad delega en las unidades docentes finalizar el MIR en septiembre
dom 23 agosto 2020. 18.20H
La promoción MIR 2019/2020 se ha visto afectada por la pandemia de coronavirus posponiendo su incorporación al Sistema Nacional de Salud hasta el próximo mes de septiembre. Un hecho que podría afectar la duración de su formación como médico residente.

Según fuentes del Ministerio de Sanidad, "de acuerdo con el Real Decreto 183/2008, de 8 de febrero, por el que se determinan y clasifican las especialidades en Ciencias de la Salud y se desarrollan determinados aspectos del sistema de formación sanitaria especializada, la finalización del periodo de formación de la promoción MIR que se incorpora e inicia su residencia el próximo mes de septiembre, finalizará una vez que la Comisión de Docencia y el Comité de Evaluación de la especialidad correspondiente hayan realizado la oportuna y preceptiva evaluación final de periodo de residencia que verifique el nivel de competencias adquiridas por el especialista en formación durante dicho periodo y le permite acceder al título de especialista".

Así, las fechas de finalización de la formación MIR quedarían delegadas en manos de la fecha que decidiera la Comisión de Docencia y el Comité de Evaluación de la especialidad correspondiente para llevar a cabo la evaluación. Una decisión desconocida por Pilar Rodríguez Ledo, vicepresidenta de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG) y facultativa que forma parte de la unidad docente de Medicina Familiar de Lugo, quien considera que aún es pronto para establecer un dictamen ante la fecha de finalización de esta promoción MIR.

De forma habitual, los residentes acceden a través del examen MIR a un contrato de formación con una duración de cuatro o cinco años, en función de la especialidad, que termina en la fecha indicada independientemente de su evaluación final.


Adaptación progresiva antes que recortar bruscamente meses


"Es posible que un residente pueda estar formado tres meses antes, pero entonces tendríamos que cuestionarnos si la duración de los programas formativos es la que tiene que ser. ¿Un año sí y al otro no?", explica Rodríguez Ledo a Redacción Médica, "Se tiene que mantener una homogeneidad en todo el territorio y esta decisión se debe tomar en virtud de criterios docentes y de formación porque si no, habrán aprobado una oposición que tiene derecho a 4/5 años de formación y se la truncaríamos".

A su vez, esta facultativa considera que sería importante hacer una adaptación progresiva del programa de forma planificada antes que

"Se tiene que mantener una homogeneidad en todo el territorio y esta decisión se debe tomar en virtud de criterios docentes"


"recortar bruscamente 3 meses". La vicepresidenta de la SEMG señala que la posibilidad de que el residente termine en mayo en vez de septiembre podría estar condicionada a la falta de profesionales que hay en hospitales y centros de salud durante los meses de verano. "Si terminan en septiembre no podrían incorporarse a estas plazas y se sumaría el problema de la falta de sustituciones y el relevo generacional", apunta Rodríguez.

Además, explica que para las comisiones de evaluación "produce un desajuste importante que una promoción comience en septiembre, porque todos los años teníamos unas comisiones de evaluación en mayo con distintas fechas, y ahora tendremos que hacer una evaluación en mayo y luego en septiembre -con mucha gente de vacaciones-".

"Se haga lo que se haga se debe tomar una opinión uniforme de forma nacional", reitera Rodríguez de forma categórica.



Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.