Redacción Médica
22 de septiembre de 2018 | Actualizado: Sábado a las 15:35
Conocimiento > Formación

Los MIR son un 36% más propensos a un error grave en turnos de 32 horas

Una investigación afirma que el número de equivocaciones se incrementan a partir de 16 horas consecutivas de trabajo

Una residente durante una jornada de puertas abiertas.
Los MIR son un 36% más propensos a un error grave en turnos de 32 horas
José A. Puglisi
Sábado, 24 de diciembre de 2016, a las 11:30
Una jornada de 32 horas consecutivas equivale a error. La práctica, que afecta a algunos de los residentes durante las guardias en su formación sanitaria especializada, favorece a la aparición de errores graves en un 35,9 por ciento, según las conclusiones presentadas en el estudio respaldado por Instituto Nacional del Corazón, Pulmón y Sangre: ‘Eficacia comparativa individualizada de modelos optimizando la seguridad del paciente y la educación de residentes’.

Las equivocaciones incluyeron malas decisiones vinculadas con el diagnóstico y el uso de medicación, siendo más prevalentes que en otros grupos con turnos laborales de 16 horas o menos. En la investigación se cita a otros autores que demostraron que, en el caso de los MIR en las áreas de Cuidados Intensivos, las jornadas de 30 horas repercutía en un exceso de sueño que repercutían en fallos de atención o concentración, viéndose reducidos respectivamente con una reducción de las horas trabajadas. 

El estudio recuerda que la privación del sueño tiene efectos comparables con los niveles de alcohol en la sangre, por lo que aseguran que, un individuo que no ha dormido en el plazo de unas 20 horas, cuenta con unos impedimentos físicos y de concentración que son equiparables a los de una intoxicación alcohólica, incluyendo un nivel más alto que el permitido legalmente para conducir un automóvil.

Para impedir estos acontecimientos, el Real Decreto 1146/2006, del 6 de octubre, que regula la relación laboral especial de residencia para la formación de especialistas en el área de Ciencias de la Salud, establecerse que un residente, tras una jornada de 24 horas continuas de trabajo, debe tener un descanso obligatorio. Sin embargo, es conocido que en algunos centros los MIR están sometidos a turnos de hasta 32 horas.