Los médicos proponen una oferta MIR extraordinaria de más de 300 plazas

El Ministerio de Sanidad ha estudiado esta posibilidad pero sus servicios jurídicos no la ven viable

Tomas Toranzo, presidente de CESM.
Los médicos proponen una oferta MIR extraordinaria de más de 300 plazas
vie 29 marzo 2019. 18.20H
El déficit de médicos en los próximos 12 años es una realidad que hay que “atajar”. Para ello, los médicos han puesto sobre la mesa del Ministerio de Sanidad una propuesta pionera que va dirigida a convocar una oferta extraordinaria de plazas MIR, dentro de la convocatoria actual publicada en el Boletín Oficial del Estado (BOE) el pasado mes de septiembre.


Hay tres CCAA que se acogen al cupo autonómico para no ofertar todas sus plazas, pero "hay bastantes más que dejan plazas sin convocar" 


Según explica Tomás Toranzo, presidente de CESM, a Redacción Médica el objetivo es ofertar de forma extraordinaria todas aquellas plazas acreditadas que ya existen en cada Servicio de Salud autonómico y a las que solo les faltaría financiación. Es decir, sumarlas a las 6.797 plazas convocadas este año. Según sus estimaciones, hay unas unas 300 plazas que actualmente están acreditadas en el BOE, pero que no fueron finalmente ofertadas.

Así se lo trasladó Toranzo al propio secretario general de Sanidad, Faustino Blanco, durante la II Jornada de Atención Primaria del grupo AP25 de la Organización Médica Colegial. En su respuesta, Blanco confeso que esa propuesta fue trasladada a los servicios jurídicos del Ministerio de Sanidad para conocer la viabilidad real de la misma, a lo que estos respondieron que tal decisión “incrementaría la inseguridad jurídica" de la convocatoria actual.

La oferta extraordinaria, según el presidente de CESM, se debería de realizar antes del 24 de abril, fecha en la que comienzan los actos de asignación de plazas de la Formación Sanitaria Especializada. “Simplemente, se incorporarían a las plazas ya ofertadas todas aquellas que, estando ya acreditadas, no figuran en la oferta de este año. Bien porque no se ofertaron en un primer momento, o bien porque quedaron vacantes por renuncias de residentes”.

Toranzo pone de ejemplo el caso concreto de País Vasco donde el año pasado se produjeron un total de siete renuncias, que no pueden volver a ser cubiertas, por lo que “se dejan de formar a siete especialistas, dado que la legislación actual lo impide”.

“Si es legal, que nosotros pensamos que lo es, se debería de permitir una convocatoria extraordinaria de plazas MIR. Esta propuesta abordaría uno de los principales problemas que tiene el Sistema Nacional de Salud: la carencia de profesionales. Si se gana un año en formar más residentes, eso que gana el sistema”, subraya Toranzo.

Incentivos para retener el talento 


Por su parte, María José Cerqueira, vicepresidenta de la Sociedad Española de Formación Especializada (Sefse-Areda), señala que “de entrada no termino de ver la viabilidad de la propuesta”. 

Hacer una convocatoria extraordinaria tiene muchos matices. Antes de nada tendríamos que ver si las unidades docentes acreditadas tienen capacidad docente o no, porque en muchos casos no hay tutores o no tienen financiación”, destaca Cerqueira.

De forma oficial, hay tres autonomías que no ofertarán todas las plazas MIR que tienen acreditadas para impartir docencia, acogiéndose al denominado cupo autonómico. En concreto, son un total de 22 plazas que se distribuyen entre Cataluña (14), Galicia (7), y Baleares (1).


"Si es legal, se debería de permitir una convocatoria extraordinaria de plazas MIR"


Pero esto no significa, tal y como señala Cerqueiro, que solo sean estas las únicas plazas que han quedado sin ser cubiertas. Para calcular esa cifra hay que observar la diferencia entre plazas acreditadas y plazas ofertadas en la última convocatoria oficial, la cual rondaría las 300 plazas.

“El cupo autonómico no es un mecanismo de veto, sino de distribución. Cada año hay decenas de plazas que no se convocan en todas las comunidades autónomas porque no tienen capacidad formativa, o simplemente porque no son financiadas para el desarrollo formativo de residentes”, afirma.

Aun así, la vicepresidenta de la Sefse entiende que se quieran convocar más plazas MIR, pero denuncia que las grandes dificultades para contratar médicos no se deben a falta de formación: “Se debe a la existencia de contratos muy precarios, ofertas inmorales, y condiciones insuficientes. A veces, los profesionales deciden directamente renunciar a determinadas ofertas porque directamente son malas. Igual hay que ofrecerles más estímulos para retener el talento y evitar que se vayan al extranjero”, concluye. 
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.