Los médicos jóvenes marcan la pauta al Gobierno contra la precariedad

Estudiantes de medicina y representantes colegiales señalan la agenda de mejoras del Ejecutivo

Pedro Sánchez, candidato a presidente del Gobierno.
Los médicos jóvenes marcan la pauta al Gobierno contra la precariedad
sáb 17 agosto 2019. 18.30H
La precariedad laboral es uno de los factores que más preocupan a los médicos jóvenes durante su periodo de residencia y una vez que deben encarar su salto hacia la plenitud profesional. De hecho, el fantasma de la ‘fuga de batas blancas’ sigue presente a pesar de que su mayor pico se produjo entre los años 2013 y 2015 y que España, actualmente, es el sexto país de la Unión Europea en el que menos empleados sanitarios deciden marcharse al extranjero.

A pesar de ello, los residentes consideran que no se debe bajar los brazos y copiosa la cantidad de deberes pendientes para mejorar la calidad laboral de todos los profesionales, y así evitar fenómenos como el del 'Burnout'. Por ello, Laura Martínez, presidenta del Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina (CEEM), ha puesto las cartas sobre la mesa y, en declaraciones a Redacción Médica, ha diseminado qué propuestas exigen los médicos jóvenes para acabar con la precariedad a Pedro Sánchez, en calidad de candidato a presidente del Gobierno.

En primer lugar, Martínez cree que es menester mejorar los niveles retributivos de los médicos, en especial las de aquellos que trabajan bajo condiciones especiales, como los médicos rurales, que desempeñan su labor en “áreas de difícil acceso”. No obstante, señala que “la mejora laboral no tiene que suponer solamente una mejora salarial y estabilización del sueldo”.

En concreto, la presidenta del CEEM propone la integración de suplementos para el transporte, la manutención y facilidades de conciliación laboral, en especial para los médicos, como comentaba, del ámbito rural. Así, defiende “jornadas ligeramente a la normal”, porque si, por ejemplo, “trabajas a dos horas y pico de casa, puedas también estar con tu familia”.

Mejoras de las condiciones de trabajo


En esta misma línea se ha expresado Inés Hernando, vocal de Médicos en Formación del Colegio de Médicos de Cantabria, quien ha declarado a este periódico que, además de mejoras de salario, tanto de base como de guardia, se debe “ofrecer contratos duraderos al terminar la Residencia y ofertas de interinidades que ofrezcan mayor estabilidad”. Asimismo, ha coincidido con la presidenta del CEEM en ofrecer “pluses” para cuando los médicos cubran puesto en áreas rurales.

Respecto a la conciliación de los profesionales, Hernando ha dicho que nos podemos olvidar “del derecho a la libranza obligatoria de guardias, ya que la omisión de la misma empeora la calidad de vida y la asistencia a nuestros pacientes".


"La mejora laboral no tiene que suponer solamente una mejora salarial y estabilización del sueldo"


Como la lucha contra la precariedad no sólo va de cobrar más cuartos a final de mes, sino de mejorar las condiciones y el ambiente en el que se desarrolla la profesión, Martínez apunta que es primordial reducir el número de pacientes que los médicos reciben en consulta diariamente. “Estamos teniendo unos cupos muy altos por médico. Algunos pediatras, por ejemplo tienen 1.200 o 2.000 niños asignados, dependiendo de la ciudad”, un problema extensible a “los médicos de familia en general”, afirma, por su parte, Martínez, presidenta del CEEM.

Por este motivo, sugiere aumentar la plantilla de empleados de la sanidad pública española y “que el tiempo mínimo de consulta no sea sólo de 5 minutos, sino que lo sea de 12, sobre todo en Atención Primaria”. “5 minutos es irreal. Lo único que hace es generarle estrés el médico y malestar a los pacientes cuando están esperando para su turno”, asegura.

“Si el médico quiere atender y auscultar mínimamente al paciente y hacerle una serie preguntas, las mínimas, es imposible con tan poco tiempo”, lo cual alarga las consultas y aumenta el tiempo de espera de los pacientes. “Esto añade mayor inestabilidad asistencial y peor ambiente en los centros de salud y hospitales”, por eso esta es “una medida muy importante”.

Propuestas de los MIR


Por otro lado, en cuanto a demandas concretas de los MIR, la presidenta del CEEM aboga por aumentar el número de tutores por “una falta de supervisión” generalizada, en especial “cuando eres R1”. “No hay suficientes adjuntos”, y el problema se agrava con “las guardias”.

En este sentido, Martínez ha recordado la huelga indefinida que convocaron los residentes del Hospital 12 de Octubre de Madrid para exigir, precisamente, mejoras en la supervisión y tutorización con un aumento del número de adjuntos.

Por último, la conciliación de los residentes es otro de las preocupaciones. “Durante la residencia no sólo eres médico y ejerces, sino que también te tienes que formar y a veces hay verdaderas dificultades para conciliar, ya no la vida personal, sino la formativa con la laboral”.

Para ello, la presidenta del CEEM reclama que se elimine la obligatoriedad de que el residente acuda a congresos y cursos de carácter obligatorio mientras, simultáneamente, tiene que estar pendiente de cubrir su guardia. “Una persona que está de guardia no debería estar yendo a un curso obligatorio”, zanja.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.