Redacción Médica
18 de agosto de 2018 | Actualizado: Viernes a las 19:50
Conocimiento > Formación

Los estudiantes de Medicina, llamados a la manifestación médica del 21M

El CEEM se moviliza y llama a la huelga a todos los estudiantes de Medicina para defender su futuro

Alejandro Iñarra, presidente del CEEM.
Los estudiantes de Medicina, llamados a la manifestación médica del 21M
Jesús Arroyo
Miércoles, 14 de marzo de 2018, a las 16:10
El Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina (CEEM) también se suma a la movilización médica del próximo 21 de marzo, convocada por la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM), lo que provocará el paro en todas las aulas de las facultades médicas de España. 

Según ha explicado a Redacción Médica Alejandro Iñarra, presidente del CEEM, su organización seguirá los pasos del Foro de la Profesión Médica, donde se decidió que todos los actores que componen la organización se adhirieran de forma unánime a la concentración, que tendrá lugar frente al Ministerio de Sanidad.

Los motivos que tienen los estudiantes de Medicina para movilizarse son varios. Entre ellos, destaca Iñarra, la defensa de las condiciones laborales de todos los profesionales médicos, “porque al fin y al cabo ese es nuestro futuro”. Así, apoyarán la principal reclamación de los médicos que será salarial, de una subida del 9 por ciento con respecto a la retribución que perciben actualmente que volvería a colocarles en niveles anteriores a la crisis.

Asimismo, otra de las principales reivindicaciones que promueve el CEEM en dicha marcha será la equiparación del número de plazas MIR con el de graduados en las facultades de Medicina. En este sentido, volverán a oponerse a las aperturas de nuevas facultades médicas, una exigencia que viene de lejos.

Por estos motivos, representantes del CEEM realizarán la marcha convocada que dará comienzo el próximo 21 de marzo en las puertas del Ministerio de Sanidad y que transcurrirá hasta el Congreso de los Diputados, donde tanto profesionales como estudiantes se unirán para exigir la recuperación de derechos, tales como la jornada de 35 horas, el continuo formativo, el aumento de plazas MIR o medidas para luchar contra la precariedad en el Sistema Público de Salud, que "necesita empleos de calidad y que se acabe con los contratos basura y la temporalidad".