14 nov 2018 | Actualizado: 19:00

Los estudiantes de Medicina avalan un MIR 'online' bajo el rigor del actual

La migración hacia la era digital de la prueba es aceptada por los alumnos siempre que se cuente con su opinión

Alumnos coinciden en que el MIR es el mejor sistema para evaluar a los estudiantes
Los estudiantes de Medicina avalan un MIR 'online' bajo el rigor del actual
mar 20 febrero 2018. 17.30H
Jesús Arroyo
Las intenciones del Ministerio de Sanidad de migrar hacia un examen MIR puramente digital no han pasado desapercibidas por los miles de estudiantes de Medicina, que ven en esta prueba la única puerta hacia su futuro profesional. Pero en estos momentos, la propuesta despierta cautelas y dudas entre los alumnos más jóvenes.

“Es una idea positiva, ya que tenemos tecnologías más que suficientes para poder avanzar en todo”, señala Miriam García, estudiante de tercero de Medicina en la Universidad Europea de Madrid. Aun así, cree que implantar un sistema MIR online, como el francés, establece más dudas que certezas para el alumno, sobre todo en el tema del tiempo y la duración. “Incluir vídeos o audios a estas pruebas podría aumentar aún más la duración del examen, que ya de por sí es bastante largo con cinco horas. Pero es cierto que incluir ese formato haría un examen más práctico”, explica.

Por el contrario, Carlos García, compañero de carrera en la Universidad Jaume I de Castellón cree que este proyecto no es factible económicamente. “¿14.000 tabletas? De dónde va a sacar el Ministerio tanto dinero”, asevera. “No veo muchas diferencias entre hacer el examen MIR online y hacerlo en papel. Hoy todos tenemos nuestra plantilla de respuesta y esa la corrige una máquina. Es lo mismo que hacerlo online”.

Precisamente, Carlos Moreno, director general de Ordenación Profesional del Ministerio de Sanidad, reconocía que el proyecto del MIR online es muy “prematuro”, pero Sanidad ya trabaja en “un estudio para conocer los elementos necesarios que pongan en marcha una migración del contexto MIR hacia el examen online”. Y siempre desde la “cautela y el consenso”.

Tiempo y duración

El tiempo de la prueba parece ser la principal duda a la hora de crear un modelo online. En Francia más de 8.000 aspirantes realizan cada año el examen de capacitación para escoger especialidad. Esta se divide en tres partes y se realiza en tres días. En España, las 225 preguntas tipo test y las 35 imágenes asociadas a las mismas ya dejan poco tiempo para pensar a los aspirantes.


Según Carlos Moreno, Sanidad  trabaja en un estudio para conocer los elementos necesarios que pongan en marcha una migración del contexto MIR hacia el examen online


Juan Carlos Torres empezó el pasado mes de septiembre el grado de Medicina en la Universidad de Córdoba. Aún ve bastante lejos el examen MIR, y la idea de hacerlo online le convence a medias. “Será en 2025, por lo pronto, cuando me tenga que presentar al MIR. Si para esa fecha el modelo ha cambiado hacia el formato digital, y mi universidad nos ha preparado para ello, me parecerá un buen sistema. No podemos negarnos a la era 2.0 en la que vivimos, donde hoy en día todo se puede hacer telemáticamente”, señala Torres.

En este sentido, Miriam García reconoce que en su universidad desde primero la vienen formando continuamente en hacer exámenes al estilo tradicional. “Desde el principio nos enseñan estrategias y trucos para hacer el examen MIR sobre el papel. Escribiendo anotaciones o eliminando respuestas incorrectas. Por eso, si llevo seis años preparando ese formato no sé hasta qué punto bajaría mi nota”, asegura, aunque reconoce que “no me importaría hacer el examen MIR online si tuviera una preparación previa”.

Es el mismo miedo que expresa Raquel Sánchez, estudiante de segundo de Medicina en la Universidad de Sevilla. “Aunque el cambio parece lógico, deberán de prepararnos con varios años de antelación para realizar una prueba así. No es lo mismo estar acostumbrados al papel y el bolígrafo, que enfrentarnos a una tableta”, señala Sánchez, que reconoce que su generación es la que ha nacido con un smartphone debajo del brazo y por eso "no tenemos que tener miedo a estos cambios".

Carlos García es más pesimista en referencia la propuesta. “El supuesto de crear un examen online con tabletas parece más una bomba de humo para huir de los verdaderos problemas que tiene hacer el examen MIR y la carrera de Medicina en general, que un proyecto que esté siendo requerido por los aspirantes”. Además,  asegura que las tecnologías traen más problemas que soluciones. “Como ha sucedido en Francia, hacer el examen online ha traído consigo muchas dificultades con los servidores, dejando colgados a los aspirantes durante el examen. El ministerio debería de asegurar que todo va a ir a la perfección en el caso de implantar este formato”.

Objetividad y rigurosidad 

En lo que todos coinciden es en afirmar en que el examen MIR es el mejor sistema para evaluar a los estudiantes de Medicina. “Sea en papel o sea online, no se puede perder la objetividad y rigurosidad con la que goza la prueba”, afirma Miriam García.

En este sentido, Juan Carlos Torres reconoce que la seguridad de la prueba debe de ser la máxima en el caso de que se materialice en el futuro. “Hoy en día es imposible copiar en el examen MIR. Creo que nunca ha habido una filtración de preguntas. Si esto se puede asegurar en el formato digital sería dar un paso importante hacia el futuro”.

La voz de todos estos estudiantes va en la misma línea de Daniel Sánchez, vicepresidente de Asuntos Externos del CEEM, que alega que el examen MIR online “tiene que ofrecer una logística muy bien definida para que existan las mismas garantías que en el actual formato”. Tanto para Sánchez como para el resto de estudiantes todos los cambios respecto al examen MIR son bien recibidos siempre y cuando se les tenga en cuenta, ya que en definitiva “somos los principales afectados”.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.