Los preparadores sostienen que la rutina diaria en esta fase se establece en una duración de 10 horas

Llega el verano para los aspirantes MIR, "la etapa clave de la preparación"
Jaime Campos, director de docencia y fundador de AMIR.


25 jun 2022. 10.00H
SE LEE EN 4 minutos
Aunque la inmensa mayoría de personas espera la llegada del verano para poder disfrutar de unas semanas de descanso, la época estival es completamente distinta para los aspirantes al examen MIR. Y es que, según apunta Jaime Campos, director de docencia y fundador de AMIR, con el fin del curso lectivo de sexto, “comienza la etapa más importante de la preparación MIR”. Señala que, ahora que los alumnos están más liberados de cargas universitarias, es el momento de que la jornada diaria se dedique “íntegramente” al ejercicio para médicos.

“Hasta ahora, los alumnos han hecho, como siempre les decimos, “todo lo posible, dentro de lo posible”, Es decir, lo máximo que han sido capaces siempre teniendo en cuenta que su prioridad en sexto era terminar la carrera”, continúa Campos, matizando que las actividades del último en “difieren” en cada universidad. “Hay quienes tienen todavía exámenes, quienes solo tienen prácticas y, por supuesto, hay situaciones individuales de cada alumno, como asignaturas pendientes o trabajo de fin de grado, por lo que es difícil generalizar”, agrega en declaraciones a Redacción Médica.

No obstante, al margen de circunstancias individuales, el docente incide en que, una vez pasa la graduación y tras unos días de descanso, es el momento de “subir el ritmo” y ser conscientes de que el MIR es una carrera de fondo: “Esta es una carrera comienza ahora y no termina hasta el día del MIR, en la que cada minuto será importante en su resultado”.

Rutina de verano y descanso en la preparación MIR


Diez horas diarias de preparación. Ese es el tiempo recomendado por los preparadores en esta fase de estudio. A este respecto, el fundador de AMIR remarca que, de lunes a viernes, en estas diez horas estará comprendido tanto el estudio y las clases como la realización de preguntas. El sábado por la mañana tendrán programado estudio o clase y los sábados por la tarde siempre tendrán simulacro “para entrenar en las condiciones más similares al MIR real”.

A pesar de la intensidad de la jornada, puntualiza que los descansos son “fundamentales”. Es más, apostilla que se deben considerar “una de las claves del éxito”. “Para poder sentarse a estudiar diez horas diarias y que estas sean productivas, es necesario hacer un parón diario y tratar de desconectar por completo de la preparación. Habrá días que el estudio cunda más y días que menos, pero no podemos ir a dormir sin haber parado al menos un ratito al final del día”, aconseja.

Por otro lado, además del descanso diario, asegura que es “vital” desconectar los domingos. Un descanso que ya aparece estipulado en el calendario de los alumnos del centro y son jornadas libres que, además, se deben planificar durante la semana para evitar quedarse en casa.

Además, a mitad de fase, se programa siempre una semana de vacaciones, que sirva de recompensa por los primeros meses de estudio y ayude a coger fuerzas para los siguientes. Eso sí, Campos recomienda a los aspirantes intentar evitar pasar las vacaciones con amigos que también estudien el MIR para que la desconexión sea completa.

En cuanto a la elección del lugar óptimo de estudio en época estival, el fundador de la academia sostiene que es una cuestión “muy personal” y que, después de seis años de carrera, cada candidato sabe cómo y dónde optimiza más el tiempo de estudio.

“Estudiar en verano, cuando la inmensa mayoría está de vacaciones, no es fácil. Por ello, es fundamental mantener la rutina y aprovechar que los días son más largos para descansar con actividades al aire libre al terminar de estudiar”, finaliza Campos. 
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.