Repetir el ejercicio para médicos es una opción que contempla en torno al 30% de aspirantes

Hay vida tras suspender el examen MIR: ¿Cómo y cuándo volver a prepararlo?
Aspirantes al MIR 2022.


15 jun 2022. 17.30H
SE LEE EN 3 minutos
Repetir el examen MIR es una opción que contempla en torno al 30 por ciento de aspirantes. Sin embargo, según pronostica el director académico de CTO, Fernando de Teresa, este porcentaje podría caer hasta los 20-25 puntos en esta convocatoria al haber contado con un menor número de candidatos. Además, en los últimos años, la irrupción de la pandemia y la jubilación de los médicos ha provocado una mayor contratación de profesionales, lo que repercute significativamente en la cifra de 'repetidores'. “Esto provoca que la opción de presentarse por segunda vez al MIR, incluso para aquellos que ya tienen especialidad, se reduzca”, apunta de Teresa en Redacción Médica.

Para esta segunda preparación a la que se enfrentan los ‘repetidores’ MIR, el director académico del centro de preparación asegura que no hay una fecha idónea de inicio. No obstante, la inmensa mayoría de aspirantes que salen de un curso de sexto de Medicina suelen emplear nueve meses de preparación a tiempo parcial, compaginando el estudio del MIR con el último año de facultad, y otros siete meses de estudio enfocado al cien por cien en el examen. Por tanto, "lo óptimo es estar a la altura del resto de competidores".

Tiempo de preparación para repetidores MIR


Al contar con la experiencia de una primera preparación, se podría pensar estos candidatos no necesitan tanto tiempo como los médicos que se preparan por primera vez. Sin embargo, desde CTO  sí recomiendan que emprendan el estudio lo antes posible. “Si repiten es porque quieren intentar mejorar la posición que han conseguido, en muchos casos, porque no han conseguido elegir la especialidad que les gustaba”, explica de Teresa.

Por eso, prosigue el docente, los repetidores suelen fijarse el objetivo de quedar entre puestos altos, entre los 4.000 o 5.000 primeros. “En ese punto se tiene una fuerte competencia con respecto a los alumnos que salen de las facultades. Hay aproximadamente un 15 por ciento de alumnos de Medicina con expedientes muy altos, incluso de más de un 9, que son estudiantes que suelen estar entre los 1.000-1.500 puestos”, remarca. El objetivo, prosigue, es intentar competir por estar justo después de este contingente de alumnos, por lo que lo que, “cuanto antes empiecen, mejor aprovecharán la ventaja que les supone haber preparado antes el MIR”.

No obstante, si un candidato tiene claro, antes de presentarse al MIR, que no ha hecho una buena preparación y que se quiere presentar a la siguiente convocatoria, lo idóneo es tomarse un mes de descanso y empezar la preparación entre marzo y abril.

Por el contrario, el candidato que está esperando hasta el último momento para ver si puede elegir plaza o no, lo ideal es que emprenda este proceso entre mayo y junio. “En CTO solemos abrir dos ediciones de nuestro curso reMIR, una en abril y otra en junio. Este mes de junio pensamos que es también un momento adecuado para empezar, si no lo han hecho antes. Lo que no recomendamos es, salvo situaciones personales excepcionales, hacer una preparación muy corta de tres o cuatro meses, porque eso no garantiza que se pueda estar en una situación de competitividad adecuada con los demás”, señala el preparador.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.