Redacción Médica
22 de septiembre de 2018 | Actualizado: Viernes a las 19:50
Conocimiento > Formación

La Complutense planea suprimir las facultades de Medicina y Enfermería

El rector Carlos Andradas quiere integrarlas en una única facultad con Odontología y Óptica

La fachada de la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid.
La Complutense planea suprimir las facultades de Medicina y Enfermería
Redacción
Martes, 14 de junio de 2016, a las 16:40
El rector de la Universidad Complutense de Madrid, Carlos Andradas, ha trasladado a los decanos de la institución una propuesta de reordenación de centros que dejaría la estructura en 17 facultades (ahora hay 26), lo que implicaría la integración de 9 facultades que existen actualmente en otros centros.

Entre los estudios que estarían sometidos a esta reestructuración están los sanitarios. De hecho, la propuesta de Andradas indica que las facultades de Medicina, Enfermería, Odontología y Óptica acabarían integradas en una ‘nueva’ de Medicina y Ciencias de la Salud. Mientras, Farmacia y Veterinaria mantendrían su independencia.

Estos cambios, que afectarían a la totalidad de la estructura de la universidad supondrían que la Complutense pasar de 26 facultades a 17. Fuentes de la institución aseguran que estos cambios no van a suponer la reducción de profesorado o de personal de administración o servicios, ni de la oferta docente. De hecho, el personal aumentará con la convocatoria de empleo público mientras que asegura que las titulaciones se verán reforzadas.

La Complutense explica que está abordando la revisión de su estructura organizativa con el objetivo "esencial" de "mejorar la calidad de su actividad docente e investigadora" y atender a las nuevas demandas que la ordenación de los grados y másteres requiere.

"La intención del equipo de gobierno de la Universidad Complutense, en cumplimiento de su programa electoral, es que estos cambios necesarios se produzcan con el mayor grado de consenso posible", expone la universidad en un comunicado para indicar que se realizarán reuniones y debates para "ir modelando un Plan Director de Reordenación de Estructuras".

Así, el objetivo fundamental de la reforma de centros es "reforzar las tareas de carácter más académico de las facultades y aligerarlas de las tareas con mayor carácter administrativo o burocrático". Asimismo, se propone un modelo de facultad que posea una base suficiente en profesorado, estudiantes, titulaciones e investigación y que, por tanto, sean "más equilibradas en docencia e investigación".

El Plan conlleva una reorganización de los servicios administrativos en grandes áreas de gestión que permita una mayor concentración de los responsables académicos en actividades específicamente académicas con el soporte administrativo adecuado.

Además, de esta forma, se lograría mejorar la coordinación de la oferta de titulaciones en ámbitos de conocimiento afines y liberar recursos para atender nuevas necesidades