La Academia AMIR considera que "no es adecuado ni justo" para los aspirantes y explica por qué

Los profesores, en contra del nuevo modelo de elección de plazas MIR
Proceso de elección de plazas MIR 2020.


14 may 2021. 16.50H
SE LEE EN 3 minutos
Las reacciones al nuevo procedimiento de elección de plaza en un único día planteado por el Ministerio de Sanidad no dejan de sucederse. Tal y como ha podido comprobar Redacción Médica, un altísimo porcentaje de candidatos considera que se trata de un modelo que “daña” al aspirante. Pero no son los únicos. La Academia AMIR también se ha pronunciado tras conocer la decisión de Ordenación Profesional y ha publicado un comunicado para apoyar al alumnado y criticar que se trata de un proceso de adjudicación que “no es adecuado ni justo para los opositores”.

Aunque desde el centro de formación sabían que la elección sería telemática desde la publicación del Boletín Oficial del Estado (BOE), aseguran que se encuentran “contrariados” con este “cambio radical” que supone un único acto de adjudicación con una lista predefinida y cerrada. “Creemos que una elección telemática podría ser válida para simular la clásica presencial, pero solo si esta estuviera diseñada de la forma adecuada para garantizar todos los derechos que hagan de ella un proceso justo”, comienzan desde el centro de formación.

El nuevo formato de elección, explican, imposibilita realizar cambios durante la adjudicación de plazas, eliminando por tanto la opción de que el opositor pueda ir modificando sus preferencias en función de las plazas que van quedando vacantes. Un proceso que catalogan de “fundamental”, ya que en un sistema de elección de miles de plazas la variabilidad de las vacantes que pueden llegar a un opositor en el momento de su turno, define completamente sus decisiones. “Creemos que una elección telemática en directo o al menos con la posibilidad de modificar la lista de preferencias diariamente en función de las vacantes, garantizaría una elección a la altura del proceso”, añaden.

Por otro lado, dado que existen miles de plazas disponibles, el centro de formación señala que este sistema asume que el opositor debe realizar un listado infinito de las mismas y cada vez más largo a medida que su número de orden es más bajo, “generando una situación confusa e imposible de ejecutarse adecuadamente en la práctica real para muchos aspirantes”.

Otro de los motivos por los que no consideran justo este procedimiento es porque, con este formato, se elimina la opción de elección de unidad docente para todos aquellos compañeros que van a elegir la especialidad con mayor número de plazas en esta convocatoria, Medicina Familiar y Comunitaria, “algo que les afectará de forma directa durante su formación en los próximos cuatro años”.

Por último, consideran que este sistema de adjudicación de plazas directo, en función de listados cerrados, puede conllevar un aumento en el abandono de plazas, con dos consecuencias relevantes. La primera es para las unidades docentes, que sufrirán las consecuencias de plazas desiertas. La segunda, que muchos opositores que de otra forma podrían acceder a plazas finalmente no elegidas por números de orden previos al suyo, en este formato no podrán hacerlo.

Así, con este comunicado, la Academia AMIR se suma a las reivindicaciones de los candidatos, que continúan luchando por hacer de la adjudicación de plazas un sistema de garantías, justo y proporcionado a la realidad de los futuros residentes.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.