Redacción Médica
20 de septiembre de 2018 | Actualizado: Jueves a las 14:35
Conocimiento > Formación

El recorte de plazas MIR deja a Medicina de Familia al 'borde del abismo'

CCOO denuncia una pérdida acumulada de residentes entre 2010 y 2017 por sólo motivos económicos

Antonio Cabrera, secretario de Sanidad de CCOO.
El recorte de plazas MIR deja a Medicina de Familia al 'borde del abismo'
José A. Puglisi
Jueves, 19 de enero de 2017, a las 12:50
Déficit MIR en Medicina de Familia y Comunitaria. El estudio ‘oferta y necesidad de especialistas médicos en España’ de Comisiones Obreras (CCOO) revela que la oferta de plazas de formación sanitaria especializada ha registrado una pérdida acumulada, entre 2011 y 2017, de 3.918 plazas formativas y empleos. Una tendencia que perjudica, especialmente, a las especialidades médicas que, desde hace seis años, se advertía que tendrían carencias de residentes para 2025.

El sindicato advertía, a través de su informe ‘Valoración de los estudios del Ministerio de Sanidad 2010-2025’, el déficit de residentes que tendrían 11 especialidades del MIR si se mantenía la oferta. Específicamente, consideraban que Obstetricia y Ginecología; Pediatría; y Cirugía Plástica entrarían en ‘números rojos’ durante 2005, a estas también se sumarían, cinco años después, Medicina del Trabajo, Bioquímica Clínica, Oftalmología, Inmunología, y Cirugía Ortopédica. Finalmente, CCOO aseguraba que, en 2025, habría escasez de MIR en Medicina de Familia, Anestesiología, y Endocrinología. Una tendencia que podría haberse recortado en el tiempo ante la caída en el número de vacantes ofertadas durante los últimos seis años.

La evolución de las plazas MIR de las especialidades potencialmente deficitarias, según las estimaciones de CCOO, apuntan a la baja. El listado que es liderado por Medicina Familiar y Comunitaria que, según el último informe sindical, ha reducido el número de sus vacantes en 957 residentes en los últimos seis años. Sin embargo, no son los únicos, ya que también se ha visto afectado Medicina del Trabajo (399), Obstetricia y Ginecología (176), Anestesiología y Reanimación (158), Bioquímica Clínica (99), Oftalmología (53), Inmunología (25), y Pediatría (24).

En este sentido, afirman que “la oferta formativa realizada estos años parece ajustarse exclusivamente a los recortes de los presupuestarios sanitarios de las comunidades autónomas y a la presión que pudieran estar realizando algunas de las Comisiones de Especialidades”.

Caída constante

CCOO precisa que, para la convocatoria 2011, se había registrado la primera contracción de 73 vacantes, una cifra que ascendería a las 225 al año siguiente y a los 605 en 2013. La tendencia se mantuvo en 2014 cuando se alcanzaron las 845 plazas menos y, 12 meses después, se alcanzaría el punto máximo de 893 cupos menos. En este sentido, durante 2016 y 2017 se mantuvo la reducción de residentes, aunque a un ritmo menos, siendo de 761 y 516 plazas, respectivamente.

En términos de autonomías, las que han perdido más de 300 residentes durante el mismo período están siendo lideradas por Andalucía con una reducción de 771 futuros especialistas, así como en Cataluña con 670 menos, seguida de Castilla-La Mancha con una pérdida de 554 plazas y Castilla y León con otras 398 menos.

Enfermería

En relación a las especialidades de Enfermería, comparando con las cifras de 2012, que fue el año con mayor número de plazas ofertadas de la serie analizada, destaca la pérdida acumulada de plazas para el periodo 2013-2017 en dos especialidades: Obstétrico-Ginecológica (-364 plazas) y Salud Mental (-73 plazas). En este sentido, se percibe un incremento en otras cuatro: Enfermería Familiar y Comunitaria, con 74 plazas más; Enfermería Geriátrica, con cinco más; Enfermería Pediátrica, con 16 más, y Enfermería del Trabajo, con otras dos. 

Empleo

El informe subraya igualmente que esa reducción en el número de plazas formativas ha supuesto también una importante pérdida de puestos de trabajo, en base a la dualidad formativo-laboral que implica la formación sanitaria especializada. Reiterando que de haberse mantenido la oferta para el periodo 2011-2017 en las cifras de 2010, se habrían realizado 3.918 contratos para profesionales de la Medicina principalmente, aunque también en Farmacia, Psicología, Física y Biología. “Estaríamos hablando de casi 4.000 personas menos trabajando entre tres y cinco años en nuestros centros sanitarios”.