El salario medio de los R1 estadounidenses se sitúa en los 58.568 euros anuales, frente a los 14.978 euros en España

El MIR 'made in USA' inicia la residencia cuadriplicando el sueldo español
Aspirante al MIR 2022.


10 sep 2022. 10.00H
SE LEE EN 4 minutos
Que los MIR no se sienten satisfechos con la retribución económica que perciben no es ninguna novedad. El colectivo ingresa un salario que no solo dista del de sus homólogos europeos, como los alemanes, sino que también se aleja notablemente del de los médicos residentes estadounidenses. De hecho, según se desprende del informe de salarios y deudas de residentes de Medscape 2022, la diferencia salarial entre un residente de primer año que ejerce en Estados Unidos y uno que desempeña su trabajo en España es de, aproximadamente, 43.600 euros anuales.

En cifras, este documento destaca que el salario medio de los R1 americanos se sitúa en los 58.568 euros anuales, frente a los 14.978 euros netos con los que son remunerados los residentes de primer año en España, aunque con variaciones en función la comunidad autónoma.

Los programas formativos americanos pueden extenderse hasta los ocho años al existir especialidades combinadas y, al igual que ocurre en nuestro país, los residentes ganan más a medida que avanzan en la formación. Es más, según los datos, los que están en su sexto u octavo año cobran un 17 por ciento más que los que acaban de iniciar la residencia.

En el caso de los residentes de segundo año, perciben aproximadamente una media de 61.000 euros anuales en Estados Unidos, mientras que la cifra se eleva hasta los 64.000 para los de tercer año. En cuanto a los R4 americanos, la remuneración media anual se sitúa en los 67.000 euros, 700 menos que para los de quinto año. Por último, los que están en su sexto u octavo año alcanzan un salario de más de 69.000 euros al año.


Salarios anuales MIR en España


Frente a estas cifras, el máximo alcanzado en las retribuciones anuales sin guardias en nuestro país se fija en Canarias, con 20.274 euros año brutos para el residente para los MIR de quinto año. Esto se traduce en que un R5 en Estados Unidos ingresa unos 47.426 euros más que un residente del mismo año en esta comunidad autónoma.

Cabe destacar que, en España, las diferencias entre los servicios de Salud van desde los 3.131 euros brutos al año (19,10 por ciento) para los residentes de primer año hasta los 3.492 euros año (el 15,43 por ciento) para los más veteranos.

Según el informe de Medscape sobre remuneración de residentes, los salarios de los residentes estadounidenses ha aumentado un 16 por ciento entre 2015 y 2022. Sin embargo, el sueldo quedó estancado en la pandemia por Covid-19, experimentando un crecimiento anual del 3 por ciento entre 2017 y 2020.

En el caso español, los médicos residentes han perdido un 25 por ciento de poder adquisitivo desde 2009. En concreto, desde 2006, cuando el salario médico residente sin guardias era de 1.112 euros, hasta 2022, este solo ha aumentado un 11,96 por ciento hasta situarse en los 1.245 euros mensuales.


Propuesta de subida salarial MIR


La cuestión económica es uno de los aspectos que más preocupa al colectivo de médicos residentes en España. Tanto es así que, este viernes, la Asociación MIR España se daba cita con el Ministerio de Sanidad y su directora general de Ordenación Profesional, Celia Gómez, para trasladar su propuesta. Este encuentro se saldaba con el compromiso del Ministerio de Sanidad por mejorar las condiciones salariales de los MIR, aunque sin especificar fecha ni cantidad.

En concreto, la plataforma solicita un incremento de las retribuciones sin guardia para los residentes de primer año hasta alcanzar los 25.200 euros brutos anuales; 25.900 euros para los MIR de segundo año; 27.300 euros para los R3; 28.700 euros para los de cuarto año; y 30.100 euros para los más ‘veteranos’.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.