21 de noviembre de 2017 | Actualizado: Martes a las 00:20
Conocimiento > Formación

El MIR cirujano sufre agotamiento emocional, depresión e ideas suicidas

El 70% de los cirujanos en formación han asegurado tener niveles elevados de 'burnout' durante sus prácticas

El agotamiento se asocia a una menor profesionalidad y aumento de errores médicos.
El MIR cirujano sufre agotamiento emocional, depresión e ideas suicidas
Redacción
Domingo, 05 de noviembre de 2017, a las 12:20
Los años de formación de los cirujanos resultan especialmente estresantes. Así se desprende de un estudio publicado por el Journal of the American College of Surgeons (Diario del Colegio Americano de Cirujanos), que señala que el agotamiento emocional está presente en el 69 por ciento de los residentes entrevistados en Estados Unidos. 

La encuesta se realizó online en septiembre de 2016 entre 566 residentes de cirugía para analizar factores como el estrés, la ansiedad, la depresión, la resiliencia, la atención plena y el consumo de alcohol. Se examinó el agotamiento y las características psicológicas que pueden contribuir a la vulnerabilidad y resistencia al agotamiento entre los aprendices quirúrgicos. 

Los cirujanos hacen un consumo indebido de alcohol y tienen ideas suicidas casi tres veces más que la población en general



"El estrés percibido y los síntomas de angustia -depresión, ideas suicidas y ansiedad- fueron notablemente altos en todos los niveles de la formación, aunque mejoraron durante los años de laboratorio. El mayor agotamiento se asoció con alto estrés, depresión e ideas suicidas. Por el contrario, la disposición a la atención plena se asoció con un menor riesgo de burnout, estrés o ansiedad", señala el estudio. 

Más riesgo de depresión

Según las encuestas, los alumnos con agotamiento y alto estrés tienen mayor riesgo de depresión y de tendencia al suicidio -igualmente prevalente en mujeres y hombres-, mientras que los resultados vienen a apoyar el potencial del entrenamiento llamado "de atención plena" para promover la resiliencia durante la residencia en cirugía. 

El estudio recuerda que el problema del llamado burnout -"respuesta prolongada a factores emocionales estresantes e interpersonales crónicos en el trabajo"- está creciendo; aumentó un 8,9 por ciento entre 2011 y 2014, y afecta al 69 por ciento de los residentes quirúrgicos y a entre un 40 y un 60 por ciento de los médicos en ejercicio. 

Además, el agotamiento se relaciona con una caída de la profesionalidad, un aumento de los errores médicos, peores resultados de los pacientes y peor gestión económica hospitalaria. En este sentido, hay estudios que hablan de que los cirujanos en ejercicio tienen un consumo indebido de alcohol y de ideas suicidas casi tres veces mayor que la población general, y esta probabilidad aumenta entre un 25 y un 90 por ciento respectivamente si existe burnout. Del mismo modo, el riesgo medio de síntomas depresivos entre los médicos aumenta en un 170 por ciento si existe agotamiento, según las cifras.