Redacción Médica
19 de julio de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:50
Conocimiento > Formación

El CEEM exige a la Conferencia Universitaria bloquear las nuevas facultades

La Conferencia General de Política Universitaria es la última instancia para detener la llegada de nuevos grados

Marina García, presidenta del CEEM.
El CEEM exige a la Conferencia Universitaria bloquear las nuevas facultades
José A. Puglisi
Miércoles, 24 de mayo de 2017, a las 18:10
Cambios en la formación sanitaria. Con el inicio del verano está prevista la celebración de la Conferencia General de Política Universitaria, organismo vinculado al Ministerio de Educación donde se abordarán aspectos fundamentales para el futuro de los grados de Ciencias de la Salud. Entre los más polémicos está la aprobación, o no, de los nuevos grados de Medicina que buscan ofertar la Universidad de Vic, la Universidad de Alicante o la Universidad Internacional de Canarias.
 
Conscientes de la importancia de la nueva reunión de la Conferencia General de Política Universitaria, el Consejo de Estudiantes de Medicina (CEEM) ha establecido cuáles son los cinco puntos que considera fundamentales para garantizar la calidad de la formación de las próximas generaciones de profesionales sanitarios. La primera, por importancia, es lograr una “disminución progresiva del númerus clausus para garantizar la formación de calidad (frente a masificación y desprovisto de recursos y profesorado) y en respuesta al problema estructural que supone generar un embudo de egresados  imposibilitando el acceso a su requerida formación sanitaria especializada”.
 
De ahí que se mantengan firmes en que “en ningún caso” se aprueben la “concesión de reconocimiento de nuevos títulos de grado, así como la apertura de nuevas facultades de Medicina”. Sin embargo, estas no son las únicas peticiones de la representación de los estudiantes, quienes también ponen sobre la mesa la necesidad de contar con un “acceso unificado y propuesta de listado único a nivel estatal para los estudiantes que acceden al grado de medicina, en cualquier facultad”.
 
El tercer punto estratégico es la “necesidad de dotar de mayores recursos y comenzar a poner en valor las Comisiones de Igualdad de las Universidades, incidiendo sobre la ingente labor que aún queda por hacer tanto en formación como en actuación ante situaciones de desigualdad y machismo cotidiano”. En la misma línea, apuntan hacia una homogeneización de precios públicos entre las diferentes comunidades autónomas y la disminución de los mismos, ya que “actualmente se llegan a multiplicar por tres en función de las autonomías donde se realice el grados sanitario”.
 
Finalmente, el CEEM solicita a la Conferencia “apostar por una universidad pública, garante de equidad y derecho”. Un objetivo que, para lograrlo, necesita “promocionar espacios libres generadores de conocimiento y transformación social. Ello requiero de una fuerte apuesta política que sigue sin estar presente”.