Los especialistas abrazan la propuesta de Sanidad para implantar la recertificación pero difieren en su periodicidad

División médica por la implantación de una recertificación cada 5 o 10 años
Jesús Díez Manglano, Carlos Egea, Pilar Rodríguez Ledo, Zaira Correcher, José Miguel Láinez, Carlos Solano, Salvador-Ángel Cequier, Luis Gorospe y Mar Rodríguez Vázquez del Rey.


09 nov 2021. 18.30H
SE LEE EN 7 minutos
Demostrar que el profesional sanitario ha seguido formándose desde que adquirió el titulo de especialista y regular este proceso es una demanda que goza de un amplio consenso en el colectivo médico. Sin embargo, dicho consenso se quiebra a la hora de determinar cada cuantos años el especialista médico debería someterse a una recertificación. 

La propuesta del Ministerio de Sanidad, recogida en el borrador del nuevo Real Decreto de Especialidades, apunta a una recertificación cada 10 años. Un baremo que, varias de las sociedades científicas consultadas por Redacción Médica, verían con buenos ojos como punto de partida para acabar convergiendo hacia un periodo comprendido entre los 7 y 5 años. Un periodo que refleja el sentir mayoritario del colectivo médico y va en la línea de las recertificaciones aplicadas en el resto de Europa.

¿Por qué empezar con una recertificación cada 10 años?


Para el presidente de la Sociedad Española de Medicina Interna la recertificación es necesaria para todos los profesionales sanitarios y es algo que el Sistema Nacional de Salud (SNS) debería plantearse cuanto antes. En ella se debería valorar la actividad asistencial realizada y otros aspectos como la formación continuada, la cual refleja una voluntad del profesional por mejorar. En cuanto a la duración, Jesús Díez Manglano, ve bien empezar implantando una recertificación cada 10 años y cuando el profesional y el sistema estén adaptados empezar a reducir el periodo a 5 años.

En la misma línea se muestra la Asociación Española de Pediatría (AEV), quien considera la recertificación como algo bueno para todas las especialidades. “Demostrar que sigues siendo válido es una garantía de calidad de cara al paciente”, asegura María del Mar Rodríguez Vázquez del Rey, vicepresidenta Primera de la AEP. Para la especialista, la recertificación debería ser algo fácil que acredite que el profesional está actualizado, que garantice que no ha tenido problemas éticos por mala praxis y que ha acudido a los cursos formativos de su especialidad. Además, ve con buenos ojos que sea cada 10 años: "Tampoco hay que complicar al profesional, sociedades y administración con más papeleo", detalla.

Por su parte, Luis Gorospe Sarasúa, responsable de Formación en la Sociedad Española de Radiología Médica (SERAM), considera que el plazo propuesto por Sanidad es “razonable”. “Permitiría adaptar la evaluación a los cambios que se producen en una especialidad tan dinámica como la nuestra y permite al especialista prepararse y presentarse con antelación a dicha evaluación (posibilitando así volver a presentarse si no consigue superarla)”.

¿Por qué se debería hacer una recertificación médica cada 5 años?


Desde el área de Hematología, Carlos Solano, presidente de la Comisión de la Especialidad de la Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia (SEHH), cree que "cada cuatro o cinco años sería el tiempo mínimo" para esta recertificación. En este sentido, explica que "todas las áreas de medicina cambian de una forma significativa, y en el caso de la Hematología, la modalidad de inmunoterapia y otras formas de tratamiento de terapia celular, hay necesidad de formación actualizada".

Solano pide además extender este 'paraguas' no solo a los profesionales, sino también "a las unidades docentes que forman a los residentes". Actualmente, "esta recertificación está en la Ley, pero en la práctica no se ha llevado a cabo", apostilla. El presidente de la SEHH propone que este proceso consista en "una actualización de puntos o créditos obtenidos por asistencia confirmada a reuniones científicas y determinados cursos formativos".


Solano (SEHH) pide además extender este 'paraguas' no solo a los profesionales, sino también "a las unidades docentes que forman a los residentes



Al ser preguntado sobre esta misma cuestión, Ángel Cequier, expresidente de la Sociedad Española de Cardiología (SEC), también establece un periodo de entre cinco y siete años como el apropiado para llevar a cabo esta recertificación. "10 son muchos, pero depende de las especialidades", reconoce a este medio. Para ello, cree necesario "asistir a cursos de formación, aunque sean online, para que su coste sea más reducido".

En la misma línea se muestra el presidente de la Sociedad Española de Neurología, José Miguel Láinez, quien cree “necesaria” una recertificación. “Aunque no lo ponga en la Ley, estamos trabajando para que se lleve a cabo. Desde Neurología, consideramos que sería razonable realizarla cada 5 años, pudiendo ser inferior ese periodo de tiempo. La recertificación en sí debería de consistir en participación en cursos de formación y presentación de publicaciones, detalla Laínez.

¿Una certificación basada en los modelos DCP?

Si hay unas especialidades que han avanzado en materia de recertificación en los últimos años son Medicina de Familia y Neumología. En ambas materias, las sociedades científicas correspondientes han creado un mapa de competencias para garantizar el desarrollo profesional continuo (DPC) de sus profesionales.

“La Separ apoya el DPC (Desarrollo profesional continuo) y la recertificación y ha trabajado con la Organización Médica Colegial (OMC) para su desarrollo en las especialidades de Neumología y Cirugía torácica. Para que este sistema se implante abiertamente se necesita de una clara implementación del mismo y que se reconozca e incentive a los profesionales que lo cumplen”, asegura Carlos Egea, director de calidad e innovación de Separ, quien propone seguir el modelo “más estandarizado” de recertificaciones cada 5 años.

En cuanto a Familia, tanto desde la Sociedad Española de Medicina de Semergen como SEMG, dos de las tres sociedades que idearon el DPC para Primaria, se muestran “muy a favor” de una recertificación en todas las especialidades médicas cada 5 o 6 años para que a lo largo de la carrera profesional de un médico se emitan entre 5 o 6 recertificaciones.

“Habría que ajustarlo para que todos utilizáramos los mismos periodos”, asegura Pilar Rodríguez Ledo, vicepresidenta primera y responsable de Docencia y Educación Médica de SEMG. Una idea que comparte la vocal del área institucional de Semergen, Zaira Correcher Salvador, quien también advierte de la saturación extra que pueden suponer si no se dedica un tiempo específico para ellas: “Hay que ver cómo y cuándo lo vamos a hacer, es decir, si va ser en horario laboral como nos tememos”.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.