Sefaco precipita la dimisión de Redondo en FEFE

El fracaso de la propuesta, entre los factores que llevan a esta decisión

mié 09 diciembre 2015. 14.14H
Redacción. Madrid
Fernando Redondo ha anunciado su intención de dimitir como presidente de la Federación Empresarial de Farmacéuticos Españoles (FEFE), poniendo fin a uno de los periodos más oscuros de la patronal, marcado por el fracaso del Sistema Eficiente de Facturación y Cobro (Sefaco) y el aislamiento al que se ha visto conducida FEFE durante el último año dentro del sector.

Fernando Redondo, presidente de FEFE.

Según fuentes del sector, aunque a Redondo todavía le restan dos años más al frente de la patronal, todo indica que renunciará a la presidencia durante la asamblea que FEFE celebra el próximo 17 de diciembre. Son diversos los factores que le han podido empujar a esta decisión, pero, sin duda, los acontecimientos precipitados por la presentación de Sefaco se hallan entre los más relevantes.

Hace poco más de un año, en la misma semana en la que se celebraba el XIX Congreso Nacional Farmacéutico en Córdoba, el todavía presidente de FEFE dio a conocer Sefaco, que presentó como solución para los problemas de liquidez e impagos que afectan a las boticas de algunas regiones. Sin embargo, lo que realmente se pretendía con esta fórmula es que la banca se encargue de la gestión del abono de la factura farmacéutica a las farmacias, haciendo que los colegios oficiales de farmacéuticos pierdan esta competencia.

La profesión farmacéutica interpretó esta propuesta como una provocación, que fue recibida con reproches y críticas tanto por asociaciones científicas como la Sociedad Española de Farmacia Comunitaria y Familiar (Sefac) como por presidentes de los colegios como Cecilio Benegas, de Badajoz: "Que FEFE se ocupe de mejorar el convenio colectivo de farmacias que sí entra en sus competencias. Los colegios sabemos lo que tenemos que hacer con las nuestras", indicó al respecto.

El precio que pagó la patronal por esta apuesta ha sido su progresivo aislamiento dentro del colectivo farmacéutico. De hecho, en una carta el propio Redondo pidió hace unos meses a la entonces presidenta del Consejo General de la profesión, Carmen Peña, que la Asamblea le recibiera para poder explicar su propuesta.

Sin embargo, hasta ahora este encuentro no ha ocurrido y la patronal ha tenido que afrontar no solo que el sector haya desoído su propuesta, sino también su cada vez mayor arrinconamiento dentro de la farmacia española.

A espaldas de los miembros de la patronal

Al descontento generado por Sefaco no han sido ajenos los miembros de FEFE. De hecho, el fracaso de esta iniciativa ha minado el liderazgo de Redondo y de la propia federación como patronal, ya que, además de llevar a una situación cercana a la ruptura de relaciones con los colegios profesionales (principales aliados de los empresarios de farmacia) ha fomentado el disenso interno.

Como ya contó este periódico, la cúpula de la patronal envió el borrador del proyecto solo un día antes de su presentación al público, lo cual imposibilitó el análisis de los colectivos regionales y que pudieran proponer ideas alternativas. En cualquier caso, la perplejidad ante la propuesta fue la nota predominante, dado que hasta entonces FEFE no  había avisado del contenido de Sefaco, solo de que se estaba llevando a cabo un estudio sobre el modelo retributivo de la oficina de farmacia española.

Incapacidad demostrada en la negociación del convenio colectivo

Pero no es esta la única causa de que las bases de FEFE estén irritadas con su presidente. El objetivo fundamental de la organización, la negociación del convenio colectivo, acabó en un callejón sin salidad que tuvo que resolver un árbitro dictado por el Sistema Interprovincial de Mediación y Arbitraje (SIMA) debido a la incapacidad de diálogo de las partes negociadoras.

En este campo de batalla, además, FEFE tampoco logró uno de sus principales objetivos: que se anulara la ultraactividad del anterior convenio y que no se incluyera en el que finalmente se tuvo que firmar.

ENLACES RELACIONADOS


Un año de Sefaco, la medida que casi hunde a FEFE (22/10/15)