Redacción Médica
21 de septiembre de 2018 | Actualizado: Viernes a las 19:50
Política Sanitaria > Farmacia

Farmacia pone fecha oficial al inicio de la receta electrónica privada

Los resultados del grupo de trabajo se presentarán a finales de diciembre

Jesús Aguilar, presidente del Consejo General de Farmacéuticos.
Farmacia pone fecha oficial al inicio de la receta electrónica privada
Redacción
Miércoles, 29 de noviembre de 2017, a las 18:00
El próximo 19 de diciembre, y tras dos meses de análisis, está previsto que se presenten las bases del modelo de Receta Médica Electrónica Privada en el seno del Grupo de Trabajo, que se confeccionó el pasado 28 de septiembre.

Así lo ha anunciado el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos en un nota, donde destaca que el objetivo del modelo es que cualquier prescripción electrónica realizada en el ámbito privado pueda ser dispensada en la farmacia comunitaria de cualquier parte de España, como consecuencia de la puesta a disposición del Sistema NodoFarma que facilitará las comunicaciones desde las farmacias, a través de la red colegial farmacéutica.

El consenso que se pretende alcanzar permitirá un sistema de prescripción electrónica privada que pueda ser llevado a la práctica, tras su presentación a las Autoridades Sanitarias competentes, a partir de enero de 2018, con las correspondientes fases de pruebas piloto y despliegue de los sistemas de prescripción y dispensación.

Aspectos técnicos del modelo

Los trabajos abordados en el diseño del modelo de Receta Electrónica Privada han tenido en consideración lo establecido en el Real Decreto de receta médica y órdenes de dispensación y diferentes aspectos en los que ha sido necesario encontrar y aportar soluciones consensuadas. Entre ellos: Los requerimientos para los sistemas de receta médica privada electrónica: estándares de homologación por parte del Consejo General de Médicos, de verificación de la habilitación de los médicos en toda España y tipo de firma del prescriptor.

También se ha tenido en cuenta la identificación del paciente mediante tarjeta o por código de verificación electrónica de la receta, que contendrá información sobre el repositorio y centro de origen de la prescripción, con la posibilidad de utilizar como soporte los teléfonos móviles; el contenido de la hoja de tratamiento activo que se facilitaría al paciente; la comprobación del cuadro de prescriptores privados autorizados por las Mutualidades; o la revisión de incompatibilidades y fraude.

La propuesta de trabajo contempla igualmente, un detallado análisis de los interfaces y estándares tecnológicos que serán necesarios tener en consideración para la puesta en marcha de este importante proyecto colaborativo, como garantía para los pacientes.