Redacción Médica
22 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 19:30
Especialidades > Farmacia Hospitalaria

El farmacéutico, el "consultor perfecto" para la Medicina Personalizada

Martínez Sesmero desvela las claves de la última reunión de la ASHP

José Manuel Martínez Sesmero, director de Investigación de la SEFH.
El farmacéutico, el "consultor perfecto" para la Medicina Personalizada
Marcos Domínguez
Viernes, 16 de diciembre de 2016, a las 14:20
La Sociedad Americana de Farmacéuticos del Sistema de Salud (ASHP, por sus siglas en inglés) acaba de celebrar su reunión semestral en Las Vegas, a la que ha acudido un nutrido grupo de representantes de la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH).

Entre ellos se encuentra José Manuel Martínez Sesmero, director de Investigación e Innovación de la sociedad, que ha destacado del encuentro las nuevas posibilidades que ofrece al farmacéutico el big data y la farmacogenómica.

“Se puede posicionar como  perfecto consultor a la hora de individualizar las terapias y evitar las toxicidades”, ha señalado, con un protagonismo especial en Oncohematología. “Por formación, por capacitación y por nicho, es el perfil mejor posicionado para utilizar esta herramienta en el asesoramiento clínico”.

La unión de los datos farmacogenómicos y las herramientas de procesado masivo de datos va a ir generando bases de datos sobre interacciones, efectos adversos, etc. No obstante, esto no va a salir de forma automática sino que “tenemos que trazar qué conocimientos podemos sacar de la unión de estos puntos”.

Otro punto a subrayar es el uso del ‘internet de las cosas’ y su aportación a las actividades básicas del Servicio, pero también en la parte clínica. También hay un “internet ‘industrial’ de las cosas”, un “ecosistema 4.0 donde todo esté conectado: máquina-máquina pero también máquina-ser humano”, describe Sesmero.

El profesional sanitario, la 'segunda víctima'

El responsable de la unidad de atención farmacéutica al paciente externo del Complejo Hospitalario de Toledo ha apuntado una diferencia interesante entre los farmacéuticos europeos y norteamericanos. “El profesional sanitario está muy concienciado con la ‘segunda víctima’ de un error de medicación o un incidencia relacionado con la asistencia”. Es decir, el propio profesional.

“Hay un sistema de apoyo en la propia estructura sanitaria para dar salida a los problemas legales, de continuidad de la profesión”. Se trata de una “humanización a la inversa: la del profesional sanitario”. El sistema de salud “genera mucha iatrogenia y en su gestión hay que saber reconducir al profesional que se vio envuelto en el error”.

No se trata solo de agresiones al personal, para lo que ya hay programas de prevención en España. “Los sistemas sanitarios se preocupan por el profesional envuelto en un problema y tratan de cuidarlo: si ha cometido un error, no hay que acabar con él”.