Coronavirus: recomendaciones de los farmacéuticos hospitalarios chinos

Un grupo de profesionales han elaborado una guía basada en su experiencia clínica con el Covid-19

Coronavirus: recomendaciones de los farmacéuticos hospitalarios chinos
lun 27 abril 2020. 09.00H
Un grupo de farmacéuticos chinos experimentados en el manejo de la crisis del coronavirus han presentado una serie de recomendaciones para la atención farmacéutica de los pacientes hospitalizados con Covid-19.

DIRECTO | Acceda aquí a la última información sobre el Covid-19

Publicada en la revista Research in Social and Administrative Pharmacy, se divide en nueve puntos dirigidos a los compañeros de otros países que se estén enfrentando a las consecuencias de la pandemia.

Participar en la toma de decisiones sobre medicación basada en la evidencia


Los autores señalan que, en la actualidad, la mayoría de fármacos para tratar el Covid-19 está en fase experimental, por lo que es necesario recopilar la evidencia y la experiencia de uso, así como las características individuales de cada paciente.

El artículo indica que una mayoría de guías internacionales recomiendan el uso de lopinavir/ritonavir, arbido, interferón y rivabirina, así como la cloroquina. En otros apartados se encuentra el uso de corticosteroides, antibióticos y tocilizumab, que solo se recomienda “en caso necesario”.

Seguir y evaluar la eficacia de la medicación


La mayoría de medicamentos utilizados para tratar el Covid-19 vienen de enfermedades infecciosas como la gripe, el VIH o la malaria, y son escasas las investigaciones sobre su eficacia contra el coronavirus.

Por tanto, “los farmacéuticos deben cooperar con los clínicos para monitorizar estrechamente y evaluar la eficacia de la medicación, reunir evidencia sobre su eficacia durante el tratamiento farmacéutico, si es posible, y continuar optimizando los regímenes de medicación”.

Manejar las interacciones de medicamentos


Hay muchas interacciones asociadas al uso de fármacos antivirales, por lo que su manejo resulta fundamental en unos pacientes que suelen tener otras enfermedades subyacentes, indican los autores del artículo.

“Tomando lopinavir/ritonaviru como ejemplo, los clínicos y los farmacéuticos deben evitar combinarlo con otros fármacos que se metabolizan a través de la enzima CYP3A”, como la atorvastatina o el midazolam.

Atención farmacéutica a poblaciones especiales


Los farmacéuticos chinos advierten a sus colegas de otros países de la necesidad de reforzar la atención farmacéutica a poblaciones con necesidades especiales, como mujeres embarazadas, niños, adolescentes y gente mayor.

Por ejemplo, en las futuras madres, “para prevenir la diseminación del SARS-CoV-2 y prevenir los daños de los medicamentos a través de la lactancia materna, los farmacéuticos deben desaconsejar esta”.

Atención farmacéutica para pacientes con enfermedades subyacentes


Diabetes, enfermedades cardiovasculares, EPOC, infecciones bacterianas, etc. hacen de la persona que las padece especialmente sensible a la infección de coronavirus. La seguridad y eficacia de la medicación prescrita para estas condiciones puede verse afectada, alertan los autores del artículo.

“Los farmacéuticos deben reforzar la atención farmacéutica en aquellos pacientes con enfermedades subyacentes”, apuntan.

Seguimiento y manejo de la terapia con plasma convalecente


Para aquellos pacientes que hayan tenido una rápida progresión de la enfermedad o una condición crítica, se puede aplicar la terapia con plasma convalenciente, una estrategia que ha tenido éxito en el tratamiento del SARS Y la gripe H1N1.

Los autores de este artículo indican que los farmacéuticos deben asistir al personal clínico en la evaluación de las indicaciones de los pacientes, combinando con la historia de alergias, contraindicaciones de transfusión de plasma o condiciones críticas.

“Los farmacéuticos necesitan registrar y seguir de cerca los efectos adversos del plasma antes, durante y después de la transfusión, y cooperar con los clínicos en el manejo de los efectos adversos”.


Consejo emocional y apoyo psicológico


El artículo aconseja a los farmacéuticos que presten atención a la situación emocional de los pacientes, pues el cambio en la vida diaria tras la hospitalización y la incertidumbre sobre el progreso de la enfermedad puede generar ansiedad, pánico y un exceso de pesimismo.

No solo para los pacientes graves. Los autores indican que en los casos leves o moderados, estos profesionales deben animar a las personas a practicar ejercicio –como bailar– para aumentar al inmunidad y aliviar las emociones negativas.

Proporcionar información sobre el desarrollo de vacunas


La última misión que encomiendan los farmacéuticos chinos a sus compañeros de otros países es la de proporcionar información científica y fiable sobre el desarrollo de las vacunas.

“Para aquellos sujetos que participan en ensayos clínicos relacionados con las vacunas, los farmacéuticos de hospital deben apoyar a los clínicos e inmunólogos para hacer un seguimiento de cerca de las manifestaciones clínicas y las reacciones adversas tras la vacunación”.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.