"Las estrategias de biosimilares nunca son una imposición de la gerencia"

Las comisiones de Farmacia y terapéutica juegan un papel esencial en la introducción de estos fármacos

De izquierda a derecha: Carlos Crespo Diz, Alicia Herrero, María Queralt y Antonio Salmerón.
"Las estrategias de biosimilares nunca son una imposición de la gerencia"
dom 20 octubre 2019. 17.40H
El papel de las comisiones de Farmacia y terapéutica en la introducción de los biosimilares en los hospitales españoles ha sido crucial pero no exento de polémica. Sin embargo, las pautas establecidas desde las comisiones son consensuadas con los profesionales, aclara la jefa del Servicio de Farmacia del Vall d'Hebron, María Queralt.

"Normalmente, se establecen una serie de acuerdos con los médicos. Es decir, nunca es una imposición por parte de la dirección ni de la gerencia: es un consenso que se establece en la Comisión de Farmacia con los clínicos correspondientes, de tal forma que vemos cuál va a ser la sistemática de la introducción", comenta, al hilo de una mesa sobre el tema que ha tenido lugar en el marco del 64 Congreso de la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH).

María Queralt habla del establecimiento de cuotas de biosimilares en los centros.

La polémica saltó el año pasado, cuando una aclaración de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps) sobre la intercambiabilidad de los medicamentos biológicos provocó una respuesta de los médicos, que veían que su poder prescriptor podía verse condicionado.

La prohibición de sustitución del biológico de referencia por su biosimilar afectaba solamente a las oficinas de farmacia, explicaba la Aemps. En el hospital, en cambio, serían las comisiones de Farmacia y terapéutica las que establecerían las pautas de intercambio.


Pacientes que no han iniciado tratamiento


Queralt explica que "la sistemática más fácil de introducción de los biosimilares es empezar con aquellos pacientes que no han recibido el tratamiento biológico todavía, lo que llamamos pacientes naïve".


El plan de acción del ministerio "nos va a ayudar a hacer un programa de intercambiabilidad"


En situaciones en las que los pacientes ya han iniciado el tratamiento, la situación es más peliaguda, pues no hay un criterio básico que regule esta intercambiabilidad. Por eso, el plan de impulso a genéricos y biosimilares que ha puesto en audicencia pública el Ministerio de Sanidad esta semana quiere zanjar la cuestión con un consenso desde la Comisión de Farmacia del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud.

Este plan de acción "nos va a ayudar porque la idea es hacer un programa de intercambiabilidad", sostiene la jefa de Farmacia del Vall d'Hebron. "Tenemos todos muy claro que, en los inicios de tratamiento, se pueden hacer con biosimilar, pero cuesta más un cambio, un switch. Por eso, creo que en esto el posicionamiento nacional nos ayudará".

Las comisiones de Farmacia y terapéutica tienen varias maneras de introducir un biosimilar. Se pueden imponer cuotas que, en experiencia de Queralt, pueden ser de hasta el 80 por ciento para pacientes naïve en áreas como la Reumatología, donde hay una mayor experiencia. A nivel global, su centro tiene establecida una cuota del 12 por ciento, sobre todo porque en áreas como Oncología su introducción está revestida de una mayor complejidad.

En la mesa sobre medicamentos biotecnológicos han participado -de izquierda a derecha- Carlos Crespo (Complejo Hospitalario Universitario de Pontevedra), Alicia Herrero (La Paz), María Queralt y Antonio Salmerón (Hospital Clínico Universitario San Cecilio).

En la mesa sobre medicamentos biotecnológicos han participado -de izquierda a derecha- Carlos Crespo (Complejo Hospitalario Universitario de Pontevedra), Alicia Herrero (La Paz), María Queralt y Antonio Salmerón (Hospital Clínico Universitario San Cecilio).


También se pueden incorporar los biosimilares en los acuerdos de gestión que cada servicio pacta con la gerencia del hospital, con unos incentivos si se consiguen las metas. "No siempre se trata de una compensación económica sino, muchas veces, en actividades como formación, docencia y otras útiles para el servicio clínico".


Resultados en salud del biosimilar


Queralt apunta que no solo se trata de introducir el biosimilar, sino de comprobar qué resultados está dando. "En Cataluña tenemos un registro de pacientes y tratamientos donde se recogen variables de inicio y seguimiento, con lo cual tenemos resultados en salud de la utilización de medicamentos innovadores".

A través de estos registros "podemos hacer un análisis comparativo de si, por ejemplo, los pacientes que toman el biosimilar han tenido más problemas de seguridad o eficacia que otros, con lo cual cerramos el círculo del posicionamiento: el médico tiene un feedback con los resultados en salud".
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.