Señalan que entre 2011 y 2015 las grandes centrales sindicales han perdido 500.000 afiliados



11 mar 2016. 12.16H
SE LEE EN 1 minuto
Redacción. Madrid.
Satse ya tiene otro objetivo para cuando se constituya el nuevo Gobierno, además de pedir la derogación del Real Decreto de prescripción enfermera: que se trabaje en la modificación de la actual Ley Orgánica de Libertad Sindical, impulsando un nuevo modelo sindical para el país. Medida, por cierto, que pretende 'rematar' a las dos grandes centrales sindicales.

Víctor Aznar, presidente de Satse.

A juicio de la organización, la sangría de afiliados que han sufrido Comisiones Obreras y UGT (500.000 afiliados menos entre 2011 y 2015) es el mejor ejemplo de que los trabajadores prefieren organizaciones profesionales independientes del Gobierno de turno y de las subvenciones. Una tesis que se refuerza teniendo en cuenta que el sindicato enfermero ha logrado un crecimiento en su afiliación superior al 20 por ciento desde 2011 a la actualidad, pasando de 81.818 afiliados a 98.573.

Otro dato que apunta Satse como ejemplo de la necesidad de un cambio acorde con lo que demandan hoy en día los profesionales es el hecho de que son las personas más jóvenes, entre 20 y 35 años, las que constituyen el grueso de afiliados de su organización, habiéndose constatado, además, que en los últimos años se ha producido un aumento del número de altas de enfermeras que están en esta franja de edad.

ENLACES RELACIONADOS:

Paro y jubilaciones están mermando la afiliación sindical médica

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.