El Sindicato de Enfermería (Satse) reclama que estas contrataciones deben convertirse en plazas estructurales

OPEs extraordinarias para convertir contratos Covid en puestos estables
Manuel Cascos, presidente de Satse.


07 oct 2021. 16.25H
SE LEE EN 3 minutos
El Sindicato de Enfermería (Satse) ha reclamado la convocatoria extraordinaria de ofertas públicas de empleo en las distintas CCAA para que las plazas temporales de enfermeras y enfermeros que se crearon como refuerzo para luchar contra la pandemia del Covid-19 se conviertan en estructurales y, de esta forma, generar empleo estable y de calidad en los servicios de salud.

Satse subraya que las consejerías de Sanidad de las diferentes CCAA no solo deben mantener los puestos de trabajo creados con motivo de la pandemia del coronavirus, y que en unos casos finalizarán este mes de octubre y en otros a finales de año, sino que deben convertirlos en plazas estructurales para poder ofrecer la mejor atención y cuidados a los pacientes y al conjunto de la ciudadanía.

“Las diferentes administraciones sanitarias públicas tienen una inmejorable oportunidad para demostrar que realmente apuestan por garantizar unas plantillas adecuadas de profesionales en sus respectivos servicios de salud, como se comprometieron en lo peor de la pandemia, propiciando la creación de plazas estructurales de enfermeras, enfermeros y fisioterapeutas”, apuntan desde la organización sindical.

Problemas en la sanidad pública


El Sindicato de Enfermería destaca que, después de más de un año y medio de lucha contra la pandemia del Covid-19, persisten numerosos problemas en la sanidad pública que, incluso, se han agudizado, como es el caso de las listas de espera, tanto en los hospitales como en los centros de salud, o las situaciones de colapsos y saturación en los servicios de urgencias.

De igual manera, añade Satse, hay que tener en cuenta que a mediados de este mes de octubre comenzará en el conjunto del Estado una nueva campaña de vacunación de la gripe y que cabe la posibilidad también de que se acuerde inocular una tercera dosis de la vacuna contra el coronavirus a los 47 millones de personas que residen de nuestro país.

“No podemos caer en el error de pensar que, una vez que empezamos a recuperar la normalidad tras la pandemia, no existen numerosas necesidades de atención y cuidados que requieren de plantillas adecuadas y suficientes de enfermeras, enfermeros y fisioterapeutas en todos los servicios de salud”, asegura el Sindicato.

Satse recuerda que nuestro país se mantiene “a la cola” de Europa en cuanto a número de enfermeras y enfermeros por habitante, con cinco profesionales por cada 1.000 personas, cuando la media europea es de casi nueve profesionales por 1.000 habitantes. En el caso de los fisioterapeutas, hay un profesional por 11.000 habitantes cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS) establece 1 profesional por 1.000 habitantes.

Al respecto, la organización sindical incide en que uno de los compromisos adquiridos por todos los partidos políticos en la Comisión para la reconstrucción social y económica de nuestro país en el Congreso de los Diputados fue el de reforzar las plantillas de profesionales sanitarios, una vez que quedó demostrado que son del todo insuficientes para ofrecer la atención y cuidados que se merecen los pacientes y el conjunto de la ciudadanía.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.