Enfermería apela al valor del hemocultivo en crisis como la del coronavirus

El CGE presenta una nueva guía de práctica clínica de "vital importancia” para evitar muertes u hospitalizaciones

Rocio Pérez, enfermera de Urgencias; José Luis Cobos, vicesecretario del CGE; Florentino Pérez, presidente del CGE; Tamara Gorro, enfermera del IEIE; Raul Sanchez, supervisor de Enfermería.
Enfermería apela al valor del hemocultivo en crisis como la del coronavirus
mié 26 febrero 2020. 11.40H
El Consejo General de Enfermería ha presentado este miércoles una "innovadora" Guía de Práctica Clínica Enfermera sobre Hemocultivos en un momento en el que realizar de forma correcta esta práctica es “de vital importancia” para evitar muertes u hospitalizaciones, incluso derivadas de los casos del coronavirus. 

Tal y como ha confirmado el presidente del Consejo General de Enfermería, Florentino Pérez Raya, este proyecto ha sido elaborado por el Instituto Español de Investigación Enfermera y su objetivo es unificar la práctica clínica para garantizar la seguridad de aquellos pacientes con infección o sospecha de la misma.


"Había una necesidad real de clarificar y homogeneizar distintos puntos en la extracción y manejo de los hemocultivos"


“Aunque no es una prueba específica para la patología del coronavirus -ha contextualizado el vicesecretario del CGE, José Luis Cobos-, una buena detección de estas infecciones bacterianas es importante para que no se produzcan complicaciones posteriores".

Pese a que han reiterado que no tienen relación una relación directa, puesto que los hemocultivos analizan bacterias y hongos, "las muertes que se están produciendo es en pacientes pluripatológicos que se sobreinfectan". "Y es precisamente ahí donde los hemocultivos viene a dar cabida para establecer el antibiótico", ha añadido Raúl Sánchez, supervisor y coautor de la guía. 

"Ha habido un mal uso de los antibióticos en muchas ocasiones y el mejor proceso para saber qué tipo de bicho hay y que antibiótico es necesario es un hemocultivo", ha añadido José Luis Cobos. En ese sentido, ha añadido que cualquier patología, no solo el coronavirus, las coinfecciones que pueden cohabitar por coronavirus "se deben determinar de forma más determinada posible y un hemocultivo puede ayudar".


Una guía para mejorar los cuidados


En lo que se refiere a la guía que ha presentado el Consejo General de Enfermería, los coautores de la misma han confirmado que es un trabajo documental muy “importante para que el profesional enfermero, encargado de la extracción sanguínea, tengan conocimiento de cómo se tienen que hacer estas extracciones para que la prueba no se pueda contagiar”.

Según ha confirmado Tamara Gorro, enfermera del Instituto Español de Investigación Enfermera y una de las coordinadoras de la guía, este es un documento hecho “por y para las enfermeras”.  “Son un conjunto de recomendaciones basadas en la evidencia, hemos elaborado un documento complementario y de referencia en este campo”.


Para elaborar este documento técnico se ha contado con 19 profesionales expertos en el área


La puesta en marcha de este proyecto surge por una carencia “muy importante” de un documento de este tipo. Algo que, a juicio de los coautores, creaba una “incertidumbre” a la hora de realizar hemocultivos “desde su ejecución hasta el registro”. Por ello, los miembros del CGE confirman que este proyecto mejora no solo la calidad de los cuidados sino también “de la práctica enfermera”.

En total, para su redacción como documento técnico y científico han participado dos representantes de sociedades científicas, ocho revisores y nueve autores, lo que refleja un total de 8 a 12 profesionales expertos en el área. Su puesta en marcha, avalan, responde a "una necesidad real" de clarificar y homogeneizar distintos puntos en la extracción y manejo de los hemocultivos.

Tras su publicación, para su conocimiento y difusión de la profesión enfemera, van a solicitar su inclusión en catálogo de GuíaSalud del Ministerio de Sanidad que recopila este tipo de documentos que pretenden fomentar la excelencia en la práctica clínica, así como la traducción al inglés para una difusión en el ámbito internacional.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.