Enfermería critica que los partidos usen Sanidad como "elemento de trueque"

El sindicato Satse lamenta el escaso valor político que le asignan al Ministerio y plantea acciones tras el verano

Manuel Cascos
Enfermería critica que los partidos usen Sanidad como "elemento de trueque"
vie 26 julio 2019. 10.50H
El Sindicato de Enfermería, Satse, ha criticado que los partidos políticos sigan considerando Sanidad como un Ministerio "low cost" que se puede utilizar frívolamente en cualquier negociación como "moneda de cambio" para satisfacer intereses partidistas alejados de lo que realmente demandan los ciudadanos. 

A raíz de las fallidas negociaciones para acordar gobierno, Satse ha vuelto a constatar que ahora, al igual que ha sucedido en anteriores ocasiones, los distintos partidos, independientemente de su signo político, ven al Ministerio de Sanidad como un “elemento de trueque de segundo orden”, lo que demuestra la escasa importancia que otorgan a sus competencias y responsabilidad para mejorar el bienestar de los ciudadanos con políticas activas y eficientes.

A juicio de Satse, "se trata de una muestra más de que los partidos políticos minusvaloran el decisivo papel que puede y debe jugar el Ministerio de Sanidad para impulsar, junto a las consejerías de las comunidades autónomas, las acciones y medidas que den una respuesta a las necesidades sanitarias que tiene nuestra sociedad".

En este sentido, desde Satse insiste en que es “lamentable ver como lo que representa o debería representar el Ministerio de Sanidad para los políticos ha formado parte frívolamente del ‘baile de sillones’ de unos y otros, evidenciando públicamente el escaso valor político que le asignan y reconocen a esta área ministerial, incluso como parte integrante del propio Consejo de Ministros”.

En juego la salud de los españoles


Muestra, además, su sorpresa por el hecho constatado de no considerarse la salud de los españoles como un tema de primer orden en el Estado, como, sin embargo, sí lo son los ministerios de Interior, Hacienda, Educación, Defensa, Exteriores…

El Sindicato de Enfermería considera también que demuestra el desapego y lejanía de la clase 

"España necesita una Ministerio de Sanidad fuerte, valorado y reconocido"


política con los ciudadanos españoles que, encuesta tras encuesta, sitúan a la atención sanitaria que reciben como una de sus principales preocupaciones. Una preocupación que, según el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), no para de crecer en los últimos meses y que es claramente superior a la registrada en años anteriores, apunta.

"España necesita una Ministerio de Sanidad fuerte, valorado y reconocido que deje de ser visto por los políticos como un área ministerial que permite ir a inauguraciones de jornadas y congresos y hacerse determinadas fotos con colectivos y asociaciones, pero poco más”, señala Satse, añadiendo que “la salud de los españoles ha sido utilizada en estos días de negociación para la investidura como un elemento de segundo nivel político, lo que dice mucho del valor que la clase política da a la sanidad pública y a sus profesionales”.

Encuentro sindical tras el verano


Por ello, el Sindicato de Enfermería estudiará, tras el verano, la posibilidad de convocar un encuentro con otras organizaciones sindicales y profesionales, así como de pacientes y ciudadanos, con la intención de analizar esta lamentable situación y valorar la posibilidad de dinamizar acciones que sean capaces de "despertar" a la clase política para que la sanidad forme parte esencial y sea un elemento de estado en su agenda política. “Queremos que el Ministerio de Sanidad deje de estar en el ‘vagón de cola’ del interés político y se priorice la mejora del Sistema Nacional de Salud como motor generador de salud, riqueza, empleo y bienestar social para los 47 millones de ciudadanos”, añade.

En este sentido, el Sindicato reitera que el Gobierno central, desde el Ministerio de Sanidad, debe ejercer con fuerza y empeño su papel de impulsor y coordinador de las políticas, acciones y medidas necesarias para mejorar la atención que reciben los pacientes y ciudadanos en los hospitales, centros de salud y otros centros sanitarios. Para ello, afirma, tiene un instrumento de acción política como es el Consejo Interterritorial del SNS, cuyas decisiones deben dotarse de carácter vinculante.

"Necesitamos un Ministerio de Sanidad dialogante y conciliador que propicie siempre el trabajo conjunto y la suma de fuerzas con la totalidad de los principales actores sanitarios de nuestro país en aras a hacer avanzar de manera común y satisfactoria nuestro sistema sanitario a lo largo de los próximos años”, concluyen desde la organización sindical.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.