Redacción Médica
18 de agosto de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00
Política Sanitaria > Enfermería

¿Qué pasaría si las enfermeras sustituyeran a los médicos de Familia?

Un estudio aborda la satisfacción de los pacientes al ser atendidos por Enfermería o Medicina de Familia

El avance de la cronicidad y el envejecimiento poblacional plantea el desarrollo de nuevos modelos de asistencia.
¿Qué pasaría si las enfermeras sustituyeran a los médicos de Familia?
Redacción
Domingo, 29 de julio de 2018, a las 10:15
La sanidad se enfrenta en la actualidad a retos como el envejecimiento, la prevalencia creciente de enfermedades crónicas y la multimorbilidad, una situación que ha llevado a muchos países a poner un mayor énfasis en promover estilos de vida saludables, en la prevención y en desarrollar nuevos modelos de Atención Primaria (AP).

Existen muchas tareas que no requieren necesariamente del conocimiento y las habilidades de un médico, por lo que está aumentando el interés en utilizar enfermeras para ampliar la capacidad de la fuerza laboral de Atención Primaria. Ante esta idiosincrasia, un grupo de investigadores de Cochrane ha llevado a cabo un estudio para analizar si la sustitución de médicos de AP por enfermeras realmente mejora el acceso, la eficiencia y la calidad de la atención. 

¿Con quién está más satisfecho el paciente?


Basándose en 18 ensayos aleatorios que evaluaron el impacto de las enfermeras que trabajan como sustitutos de los médicos de Familia, los autores del estudio analizaron a las enfermeras involucradas en la atención de primer contacto (incluida la atención de urgencia), la atención continua por dolor físico y el seguimiento a pacientes con enfermedades crónicas específicas, como la diabetes.

Los hallazgos del estudio sugieren que la atención brindada por las enfermeras, en comparación con la atención brindada por los médicos podría generar resultados de salud similares o mejores en algunos casos.

El número de pacientes fallecidos es similar en ambos casos. Sin embargo, los resultados de la presión arterial mejoran ligeramente en la atención dirigida por enfermeras. Además, la satisfacción del paciente es un poco más alta cuando la atención es dirigida por Enfermería. De la misma forma, la calidad de vida de estos pacientes es un poco más alta.

Conclusiones del estudio


La investigación muestra que para atender el dolor físico en afecciones crónicas, las enfermeras ofrecen una atención de calidad igual o incluso mejor en comparación con los médicos de AP. Por otra parte, la duración de la consulta es más larga cuando las enfermeras brindan atención y la frecuencia de las visitas recurrentes es también ligeramente mayor en este caso.

El estudio deja en el aire la incógnita de si este modelo de AP es mejor desde un punto de vista económico o no. Los autores reconocen que la evidencia científica de estas conclusiones es moderada pero puede ayudar a plantear nuevos modelos de atención que afronten la cronicidad y el envejecimiento poblacional.