Sanitarios valoran para Redacción Médica el sistema de puntuaciones que podría aplicarse en sanidad

Los motivos de la sanidad para ver inviable imitar el 'interinazo' docente
Leticia Vega Requena, enfermera, y Francisco del Castillo, médico de familia.


14 may 2022. 16.00H
SE LEE EN 5 minutos
El real decreto para estabilizar plazas temporales de docentes en toda España ha despertado incertidumbre entre los profesionales sanitarios al temer que su proceso de regularización a personal fijo se sustente sobre las mismas bases de esta norma. En concreto, la nueva normativa servirá para adaptar la ley de medidas urgentes que ya se aprobó a finales de 2021 pero bajo condiciones más concretas, como por ejemplo dando un mayor peso a la experiencia formativa en el 'interinazo' docente, algo a lo que la sanidad no se puede comparar.

En este sentido, el Sistema Nacional de Salud sigue a la espera de conocer como se adaptara el RD 20/2021 al proceso de estabilización del personal interino en sanidad, una decisión que se espera que esté lista antes del 31 de mayo para comenzar a convocar las OPE a lo largo del verano, dado que esta ley afectaría a más de 64.000 sanitarios

En el caso de que se imite textualmente el RD específico para docentes, la sanidad ya ve "inviable" que este pueda beneficiar a los sanitarios que lleven más de cinco años como interinos. Y es que, la ley de docentes establece novedades en su sistema de puntuación de méritos, otorgando un mayor peso a la formación. El especialista en derecho laboralista de Zeres Abogados, Fabián Valero, explicó a Redacción Médica que las consecuencias que podría tener la aprobación de un plan con las mismas características sobre la plantilla pública del área sanitaria provocarían "una masacre de temporales”.

Redacción Médica se ha puesto en contacto con diferentes profesionales sanitarios para conocer su opinión sobre la hipotética aplicación en sanidad de un sistema de puntuación similar al ya aprobado en Educación, donde lo académico obtiene un mayor peso frente a la experiencia profesional. Francisco del Castillo —médico de Familia y MIR de Medicina Interna— cree que el sistema de puntuación que marca esté RD "limitaría a muchos médicos jóvenes de centros más pequeños o con menos actividad académica habitual de cara a tener las mismas posibilidades para acceder laboralmente a centros de mayor demanda". Si se va a 'premiar' lo académico, el facultativo apunta que puede "suponer un agravio comparativo entre centros y provocar tendencia a fidelizar a profesionales con mayor actividad curricular" si llega a aplicarse en sanidad.

Riesgo de desplazamiento de profesionales


El médico de Familia señala en declaraciones a este periódico que "una persona con desarrollo profesional durante años debe tener un reconocimiento laboral adecuado y la accesibilildad a mayor estabilidad laboral. A pesar del riesgo de perpetuar en un puesto a personal menos preparado simplemente por 'estar en el sitio correcto en el momento correcto', tampoco es de recibo el desplazamiento de profesionales que llevan en algunos casos hasta más de diez años y que, por situación familiar o de oportunidad curricular, no han podido acceder a plaza OPE antes".

El facultativo explica a Redacción Médica que el sistema de puntuación "siempre va a ser arbitrario y nunca lloverá a gusto de todos. En este momento en muchos sitios una doctora en Medicina con actividad académica y publicaciones en revistas o libros, y que nunca ha trabajado en el Sistema Nacional de Salud, puede superar en puntuación a una compañera de especialidad y mismo año de promoción que solo se ha dedicado a ámbito asistencial durante años" y matiza: "Un mayor peso de actividad académica suele favorecer a profesionales de ciertos centros, aunque no son la mayoría de los casos y suelen tratarse de excepciones". 

Salen perjudicados los profesionales con más tiempo trabajado


Mientras los sanitarios más jóvenes, como Francisco del Castillo, siguen viendo poco acertado el sistema de puntuación en las OPE que aplica el real decreto para estabilizar plazas temporales, los más veteranos tampoco están satisfechos y también se ven perjudicados. Leticia Vega Requena, enfermera en el Hospital Universitario Príncipe de Asturias de Alcalá de Henares (Madrid) con 25 años de experiencia profesional, explica a este periódico que con estos cambios saldrían "perjudicados los profesionales con más tiempo trabajado. Pero es que todo profesional tiene el derecho y el deber de actualizar su formación y eso se traslada a sus méritos. Seguramente, lo más equitativo sería una valoración al 50 por ciento del tiempo trabajado y 50 por ciento formación".

Valorar la formación "no es sencillo", según apunta la sanitaria a Redacción Médica, y en concreto en enfermería "considero que está poco valorada, por ejemplo, la formación especializada o los Máster o expertos" y matiza: "alguna forma de cribado hay que establecer. Lo ideal sería aplicar la validación real de las competencias de los profesionales para los puestos, pero el número de aspirantes y número y variabilidad de puestos a cubrir obligan a aplicar cribados que nunca serán del gusto de todos".
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.