20 de agosto de 2017 | Actualizado: Sábado a las 20:00
Especialidades > Dermatología

Las camas de bronceado deberían advertir de que causan melanoma y adicción

Los dermatólogos europeos solicitan a esta industria que admita que comercializa un producto que daña la salud

Alrededor de 3.400 casos anuales de melanoma en Europa son atribuibles a las camas de bronceado.
Las camas de bronceado deberían advertir de que causan melanoma y adicción
Redacción
Miércoles, 30 de noviembre de 2016, a las 16:10
Según la Agencia Internacional de Investigación en Cáncer (IARC) de la Organización Mundial de la Salud (OMS), las camas de bronceado representan la fuente más frecuente de radiación ultravioleta, aparte del sol, en los países desarrollados, por lo que la OMS las ha clasificado como un carcinógeno del grupo 1 (carcinógeno para el ser humano).

En el último Congreso de la Academia Europea de Dermatología y Venereología (EADV), celebrado recientemente en Viena (Austria), el dermatólogo italiano Mariano Suppa, miembro de la campaña de prevención del cáncer de piel Euromelanoma, ha indicado que, en Europa, “alrededor de 3.400 casos anuales de melanoma son atribuibles a las camas de bronceado y el riesgo de cáncer de piel se incrementa significativamente entre sus usuarios, especialmente si la exposición ha ocurrido antes de los 35 años”.

Para reforzar la relación entre estos aparatos de rayos UVA y los tumores de piel, ha recalcado que “se estima que 429.927 casos de cáncer de piel (incluyendo 10.888 melanomas) están producidos por las cabinas de bronceado en Estados Unidos, Europa y Australia)”, y ha hecho un paralelismo con el tabaquismo: “En estas regiones, 362.941 casos anuales de cáncer de pulmón se atribuyen al tabaco”.

Además, Suppa ha recordado que algunos usuarios desarrollan una adicción al bronceado, conocida como tanorexia. “Este uso adictivo debería ser considerado como un tipo de trastorno relacionado con el abuso de sustancias”, ha señalado el especialista.

Por todo lo anterior, la AEDV, Euromelanoma, el Foro Europeo de Dermatología y la Asociación Europea de Onco-Dermatología abogan por que “la industria de las camas de bronceado admita que está vendiendo un producto que puede causar cáncer de piel y propiciar comportamientos adictivos”, tal y como ha sido obligada a hacer la industria del tabaco. Asimismo, demandan una regulación europea de las camas de bronceado, ya que no hay una legislación específica al respecto común para todos los países de la Unión Europea.