Coronavirus: 6 pasos para afrontar la dermatitis atópica durante la crisis

Guía del Grupo Español para la Investigación de la Dermatitis de Contacto y Alergia Cutánea para paciente en tratamiento

Durante este periodo se debe intensificar el tratamiento tópico
Coronavirus: 6 pasos para afrontar la dermatitis atópica durante la crisis
lun 20 abril 2020. 19.30H
Ante la incertidumbre generada entre nuestros pacientes con dermatitis atópica grave, el Grupo Español para la Investigación de la Dermatitis de Contacto y Alergia Cutánea (Geidac) ha redactado una serie de recomendaciones generales de actuación durante esta situación de pandemia por coronavirus Covid-19 para los médicos que tratan a pacientes con dermatitis atópica grave en tratamiento con fármacos inmunomoduladores sistémicos.

-Individualizar la atención: Se recomienda, en función de las posibilidades, prestar atención individualizada a los pacientes que tengan dudas. Es preferible ofrecer esta atención de forma telefónica o telemática para evitar desplazamientos y riesgos para el paciente y para el profesional, con el fin de resolver sus dudas y evitar acciones unilaterales.

-Detección de síntomas Covid-19: "Debemos instruir a nuestros pacientes sobre los signos de alarma para identificar los síntomas y que motivarían la búsqueda de asistencia sanitaria", concisa el grupo.

-Frenar la transmisión: "Los dermatólogos debemos aconsejar a los pacientes sobre la necesidad de realizar medidas apropiadas para disminuir la transmisión de esta infección, aunque puedan empeorar su dermatitis", señalan. Estas son: el aislamiento social, uso de mascarilla, uso de guantes, y lavado frecuente de manos.

Con el fin de minimizar el daño cutáneo colateral al uso de estas medidas de protección, insistiremos en la aplicación de cremas emolientes y en una adherencia total al tratamiento pautado para su enfermedad.


Una suspensión brusca de un tratamiento puede llevar a exacerbaciones de la dermatitis atópica o de las comorbilidades atópicas asociadas, con especial énfasis en el asma


-Continuar con el tratamiento: En los pacientes con dermatitis atópica en tratamiento sistémico, no se recomienda suspender ningún tratamiento eficaz a las dosis recomendadas en cada paciente, siempre que no haya infección activa.

Sin embargo, cada paciente debe ser evaluado de forma individualizada, en función de las características de su enfermedad, su perfil de comorbilidades y preferencias.

-Inicio de terapia inmonumoduladora: En aquellos pacientes con dermatitis atópica que, por su gravedad, precisen iniciar un tratamiento sistémico inmunomodulador se valorará cuidadosamente la relación beneficio-riesgo de dicha intervención, especialmente en pacientes con comorbilidades o factores de riesgo para una evolución más grave de la infección vírica.

-En personas con infección por Sars-Cov-2:  Los pacientes con dermatitis atópica en tratamiento sistémico inmunomodulador que presenten una infección activa por SARS-CoV-2, especialmente aquellos que requieren intervenciones médicas y/o hospitalización, precisan una valoración del riesgo por un equipo multidisciplinar.

Puede ser prudente suspender temporalmente su tratamiento sistémico o considerar una reducción de la dosis mientras se mantenga activa la enfermedad y hasta confirmar la curación.

"Durante este periodo debemos intensificar el tratamiento tópico. Pero hay que tener en cuenta que una suspensión brusca de un tratamiento puede llevar a exacerbaciones de la dermatitis atópica o de las comorbilidades atópicas frecuentemente asociadas en estos pacientes, con especial énfasis en el asma.

Esta decisión debe ser individualizada y consensuada por un equipo interdisciplinar", recomiendan. 


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.