Un estudio demuestra que comer chocolate sí produce acné

Un estudio presentado en el 28 Congreso de la EADV evalúa la exposición de las personas con acné a factores de riesgo

Por primera vez un estudio ha analizado los factores de riesgo en la incidencia de acné.
Un estudio demuestra que comer chocolate sí produce acné
lun 14 octubre 2019. 14.40H
El consumo de chocolate, golosinas y pasteles así como el aumento del estrés y rutinas de cuidado de la piel agresivas son algunos de los factores asociados con el acné, según un nuevo estudio presenta presentado en el 28 Congreso de la Academia Europea de Dermatología y Venereología (EADV) que ha tenido lugar en Madrid.

Esta investigación ha evaluado la exposición a diferentes factores que empeoraban el acné en más de 6.700 participantes en seis países de Norteamérica, Sudamérica y Europa. Además, se trata del primer estudio de este tipo, que analiza los factores internos y externos que pueden influir en el acné.


Se ha evaluado la incidencia del acné en 6.700 participantes en seis países de Norteamérica, Sudamérica y Europa


Los resultados del estudio han mostrado que significativamente más personas con acné (48,2 por ciento) consumen productos lácteos diariamente en comparación con personas que no lo hacen (38,8 por ciento). La diferencia fue también estadísticamente distinta para los refrescos, zumos o siropes (35,6 por ciento frente al 31 por ciento), bollería y chocolate (37 por ciento frente al 27,8 por ciento) y golosinas (29,7 por ciento frente al 19,1 por ciento). Además, el 11 por ciento de las personas con acné consumen proteínas de suero frente al 7 por ciento sin acné, y el 11,9 por ciento de las personas con acné consumen esteroides anabólicos frente al 3,2 por ciento sin acné.


Consulta con el dermatólogo


En cuanto a estos hallazgos, la profesora e investigadora Brigitte Dréno que realizó el estudio en nombre de Vichy Laboratories, ha señalado que "el acné es también una de las razones más comunes por las que las personas con problemas de piel se ponen en contacto con un dermatólogo. Su gravedad y respuesta al tratamiento puede estar influida por factores internos y externos, lo que llamamos exposoma. Por primera vez, este estudio nos permite identificar los factores de exposoma más importantes relativos al acné a partir del cuestionario del paciente antes de prescribir ningún tratamiento".

La exposición a la contaminación o al estrés también se observaron más frecuentemente en participantes con acné en comparación con participantes de control. La investigación también descubrió que las prácticas de cuidado de la piel agresivas eran más comunes en personas con acné.

Se estima que el acné afecta a una de cada 10 personas en todo el mundo, convirtiéndose en la octava enfermedad más prevalente del mundo. Se ha publicado recientemente que el acné afecta también al 40 por ciento de las mujeres adultas. Debido a su naturaleza visible, el acné tiene un efecto psicológico importante en la calidad de vida y autoestima de los pacientes.

De cara al futuro, la profesora Dréno añade: "Conocer, identificar y reducir el impacto del exposoma es importante para un adecuado tratamiento de la enfermedad ya que afecta al curso y gravedad del acné así como a la eficacia del tratamiento".

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.