Alicia Comunión explica que no hay que esperar a que aparezcan los síntomas para diagnosticar

"Hay poco uso del preservativo y escasas pruebas de despistaje de ITS"
Alicia Comunión, dermatóloga.


22 jul 2021. 11.55H
SE LEE EN 8 minutos
Desde el año 2000, especialmente a partir de 2010, se ha producido un incremento gradual del número de infecciones de transmisión sexual (ITS), posicionándose como un importante problema de salud pública en el mundo.

El Ministerio de Sanidad indica en un informe que, hasta 2001, la tasa de sífilis se situaba en 1,8 casos por 100.000 habitantes y la de gonococia en 2,0 por 100.000. Sin embargo, desde entonces se han registrado ascensos continuos en la incidencia de ambas enfermedades. Y aunque hubo una pequeña 'tregua' durante el confinamiento, una vez terminadas las restricciones hubo un claro incremento de las ITS explicable, según apunta la Asociación Españología de Dermatología y Venereología (AEDV), "por las mayores libertades y posibilidades de exposición y contagio, y probablemente también por un mayor número de consultas, motivadas por la menor saturación de los hospitales y la pérdida de miedo con la disminución de los casos de SARS-CoV-2".

Alicia Comunión, dermatóloga miembro de esta asociación, explica a Redacción Médica la situación de estas infecciones ahora mismo en España. 

¿Ha habido un incremento de las ITS en los últimos años en España?

Desde el año 2006 hemos asistido en nuestro país a un aumento muy importante en la incidencia de algunas infecciones de transmisión sexual (ITS). Este incremento ha sido mayor desde el año 2013.

Las información epidemiológica poblacional sobre las ITS proviene de la Red de vigilancia epidemiológica recogida por el Instituto de Salud Carlos III y publicada de forma anual. La sífilis y la infección gonocócica está monitorizada desde el año 1995; la clamidia y el linfogranuloma venéreo desde el año 2016. La incidencia de la infección por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) también estás recogida.

Los nuevos casos de infección por el VIH están estabilizados e incluso han descendido levemente en los últimos tres años, aunque cada año se siguen dando unos 4000 casos nuevos.

¿Hay diferencias según las comunidades autónomas?

Es muy importante notificar estas ITS para tener datos fiables. Por eso hago un llamamiento a los profesionales para que, a través de servicio de Medicina Preventiva de los hospitales, o a través de salud pública de las comunidades autónomas, declaren los casos. 

"Cada año se siguen dando unos 4.000 nuevos casos de VIH en España"



La diferencia de incidencia es sobre todo por núcleos poblacionales. Las grandes ciudades de nuestro país es donde más se acumulan los casos y hace que aumenten las tasas.

¿Cuáles son las ITS más prevalentes en España? ¿Y entre los nuevos casos?

La infección de transmisión vírica mas frecuente en nuestro medio es la infección por el virus del papiloma humano (VPH) con todas sus diferentes caras. Afortunadamente, la vacunación frente a los tipos mas oncogénicos, además de frente al 6 y 11 que son los productores de las verrugas genitales, va a disminuir la carga de enfermedad en los próximos años.

La infección de transmisión sexual bacteriana más frecuente en España es la infección por Chlamydia trachomatis. Puede infectar cuello de útero, faringe, uretra y recto. Además, afecta más a mujeres que a hombres. Su mayor incidencia es en mujeres menores de 26 años. Es muy importante pensar en ella y diagnosticarla.

Este diagnóstico se hace por técnicas de amplificación de ácidos nucleicos, la mas utilizada es la PCR específica. Además no suele dar síntomas y, si no se diagnostica y trata, es causa de complicaciones en la mujer, enfermedad inflamatoria pélvica, salpingitis, dolor pélvico crónico y esterilidad.

La infección gonocócica también esta aumentando mucho de forma exponencial desde 2016. Suele afectar a varones de 20 a 24 años. Afecta las mismas localizaciones que la clamidia. En las mujeres es  causa también de enfermedad inflamatoria pélvica, salpingitis, embarazo ectópico y esterilidad. En ellas hay poca sintomatología y se puede transmitir por sexo oral sin protección. Es importante el problema de resistencias a antibióticos de este microorganismo.

¿Considera que se ha perdido el miedo a las ITS?

Efectivamente, los profesionales que nos dedicamos a las ITS pensamos que se ha perdido el miedo. Y lo más importante es que el preservativo, que previene muchas de estas ITS, está en desuso. Tanto en jóvenes como en mayores.

Las causas son múltiples. Por un lado, los jóvenes no se han educado en el uso consistente del preservativo. Comienzan a tener relaciones sexuales a una edad temprana, aunque estable en los últimos años, y tienen múltiples parejas.

Por otro lado, la mayoría de los jóvenes conocen el VIH, pero no conocen otras ITS y no conocen su forma de transmisión según las prácticas sexuales. Además piensan que a ellos no les va a pasar. El consumo de alcohol y otras drogas disminuyen aún más la percepción de riesgo y son causa importante de actuaciones de riesgo.

Además debemos saber que muchas ITS no producen síntomas. No debemos esperar a que aparezcan para diagnósticarlas. Por ejemplo, la clamidia que como hemos dicho afecta sobre a mujeres jóvenes es asintomática en su localización cervical en dos de cada tres casos.

Esto que ocurre en jóvenes puede extrapolarse a la población adulta. Se usa poco preservativo, se hacen pocas pruebas de despistaje de ITS.

¿Habría que plantear hacer un mayor control entre población joven?

Las ITS son un importante problema de salud pública. Debe abordarse de forma natural por parte de todos los profesionales de la salud. 

"La población joven de 15 a 18 años necesita atención adaptada, y se considera población vulnerable para su atención a nivel de salud sexual"



También debe ofrecerse pruebas a jóvenes y adultos que han estado en situación de riesgo, no sólo en los sintomáticos, se debe fomentar los centros  y consultas dedicados a ITS, son centros de acceso rápido y que diagnostican y tratan de forma eficaz, hacen consejo adaptado y localización de contactos tan importante para frenar la cadena de transmisión. 

Según la OMS, la población joven de 15 a 18 años necesita atención adaptada, y se considera población vulnerable para su atención a nivel de la salud sexual.

¿Cree que falta educación sexual en consulta?

Si, desde mi punto de vista falta educación afecto sexual a muchos niveles: familiar, escolar, de consulta. Es importante educar, formar y ayudar a los adolescentes a madurar a todos los niveles incluyendo el ámbito afectosexual, según la edad a diferentes niveles. Aquí hay que incluir, por supuesto, el tema de las infecciones, embarazo, hábitos tóxicos… para que se formen personas maduras, con información y también con formación en habilidades sociales y educación emocional además de la sexualidad

Y abrir la puerta de la consulta a los jóvenes para poder atenderles, dar consejo adaptad y resolver dudas para poder madurar de forma segura y sana a nivel afecto sexual.

¿Qué opina sobre la polémica con Naim Darrechi? (El tiktoker aseguró que les decía a las mujeres con las que mantenía relaciones sexuales que era estéril para no tener que usar preservativo).  

Por un lado, es verdad que los jóvenes utilizan las redes sociales de forma muy activa, hay mucha información, poco filtrada, contrastada de todo tipo. Y dentro de estas redes hay temas, personajes, videos, tremendos cargados de violencia, discriminación, abuso y cosas negativas.

Por ello, debemos utilizar las redes sociales los profesionales y las campañas para acceder al público joven. Esta noticia hace ver la necesidad de la formación afecto sexual, para evitar estos comportamientos, violentos, poco respetuosos, abusivos y dañinos para las personas.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.