21 de noviembre de 2017 | Actualizado: Martes a las 14:20
Conocimiento > Derecho

Tres Hermanos de la Caridad desafían al Papa autorizando eutanasias

Los religiosos están amenazados de exclusión de la Iglesia católica por permitir la muerte asistida en sus hospitales

El Papa Francisco en una de sus ceremonias eclesiásticas.
Tres Hermanos de la Caridad desafían al Papa autorizando eutanasias
Redacción
Miércoles, 13 de septiembre de 2017, a las 09:10
Los Hermanos de la Caridad de Bélgica han puesto en pie de guerra al Vaticano, ya que la congregación católica laica ha decidido mantener su "visión ética" y autorizar la práctica de la eutanasia a médicos y enfermeros de los quince hospitales que gestiona en el país. 

Tres de los religiosos de la congregación, que forman parte del consejo de administración, se sientan en el banquillo de los acusados amenazados de exclusión de la Iglesia católica porque "se debe un respeto absoluto a la vida", según indicó René Stockman, un responsable de la congregación que vive en Roma. 

Antes de autorizarlo en sus hospitales la congregación trasladaba a los enfermos a otros centros



Según han expuesto en un comunicado, "esta visión ética ha sido redactada conforme al pensamiento cristiano que aplicamos en nuestra organización. Nosotros tenemos en cuenta siempre a estos efectos los cambios y la evolución de nuestra sociedad", aseguran. 

La base del litigio es una orden interna que permite a los médicos practicar la eutanasia en lo quince hospitales psiquiátricos que gestiona la Congregación al considerarla un "acto médico". Previamente los Hermanos de la Caridad los trasladaba a otros centros del país tras obtener la autorización de eutanasia del Estado, quien despenalizó la muerte asistida en 2002 para mayores de edad y la extendió a los menores sin límite hace tres años. 

Libertad para médicos y enfermeros

Los Hermanos de la Caridad han precisado en su comunicado "Opinión ética concerniente a la eutanasia y el sufrimiento psicológico en fase no terminal" que el personal de sus centros respeta la libertad de los médicos de practicar o no la eutanasia y la libertad de los enfermeros de participar o no en el proceso. "La libertad está también consagrada por la ley", declara el texto. 

El pronunciamiento del Vaticano ha sido más escueto, ya que en el litigio hizo una pregunta "personal e individual" a los tres acusados, y "las decisiones" que tomaran tras su interrogatorio "no deben ser debatidas en los medios de comunicación", zanjan sin dar más explicaciones. 

Esta congregación gestiona en Bélgica, además de hospitales, escuelas y guarderías. En los centros sanitarios se calcula que tratan a alrededor de 40.000 niños, adultos y ancianos.