17 nov 2018 | Actualizado: 17:45

Irlanda sí podrá votar en referéndum... sobre el aborto

La votación popular, prevista para 2018, quiere modificar la legislación que solo lo permite por riesgo para la madre

Una de las manifestaciones a favor del aborto en Irlanda.
Irlanda sí podrá votar en referéndum... sobre el aborto
mié 27 septiembre 2017. 15.00H
Redacción
El primer ministro de Irlanda, Leo Varadkar, ha anunciado su intención de convocar un referéndum entre mayo y junio de 2018 para someter a votación popular el derecho al aborto de las mujeres. En unos momentos en los que en España se debate 24 horas sobre la posibilidad o no de celebrar un referéndum y cómo gestionarlo, los irlandeses acogen de buen agrado la opción de manifestarse también sobre una cuestión de vital importancia. Irlanda, de este modo, sí tendrá su referéndum, en principio unas semanas antes de la visita que prepara el Papa Francisco. 

La consulta servirá para decidir si el Parlamento elimina la octava enmienda de la Constitución, que otorga al feto estatus de ciudadano durante todo el embarazo. Esta restrictiva legislación supone de facto que en Irlanda el aborto está prohibido en casi todas las circunstancias, salvo que peligre la vida de la madre, una salvedad que se introdujo en 2013. 

En ese sentido, las mujeres irlandesas son castigadas por interrumpir su embarazo no solo de manera libre, sino también en casos de violaciones o anomalías del feto. Con la legislación actual, las condenas pueden alcanzar los 14 años de prisión, según la información en medios británicos. 

Estas restricciones han llevado a que miles de mujeres a los países del entorno para interrumpir su embarazo. Según cifras del Ministerio de Salud británico, al menos fueron 165.438 irlandesas las que se desplazaron a Reino Unido entre 1980 y 2015. Por su parte la Sanidad Británica recoge que 3.451 mujeres irlandesas acudieron a centros de Inglaterra y Gales en sólo en 2015 con este fin. 

"Demasiado restrictiva"

La ley irlandesa ha sido duramente criticada por la ONU. De hecho, el año pasado el Comité de Derechos Humanos tildó la legislación de "cruel, inhumana y degradante". El presidente Varadkar, que tomó las riendas del Ejecutivo en junio, ha expresado en alguna ocasión que le parece "demasiado restrictiva".

"Cualquier enmienda a nuestra Constitución requiere una consideración cuidadosa por parte de los ciudadanos. Deben contar con un amplio periodo de tiempo para considerar los asuntos y participar de un debate público con información" ha afirmado el primer ministro en un comunicado.
Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.