Este 'mapa' ha sido creado gracias a la inteligencia artificial y a la colaboración entre Cardiología y Familia

Villalba crea una "calculadora" que prevé el riesgo de infarto en 10 años
Felipe Navarro y Jesús Fernández.


11 abr 2022. 12.30H
SE LEE EN 4 minutos
El Hospital Universitario General de Villalba ha creado una 'calculadora' para prevenir el riesgo de sufrir un infarto en 10 años. Esta herramienta ha sido posible gracias a las nuevas tecnologías como "la inteligencia artificial", tal y como señala Felipe Navarro, jefe del Servicio de Cardiología del Hospital de Villalba, a Redacción Médica. Según Navarro, lo que hacen es "aprovechar la información de los pacientes que acuden al hospital por diversos motivos y de la que ya se dispone, como puede ser la edad, el sexo, el nivel de colesterol, la tensión arterial, si son fumadores o no, etc". Una actuación que no sería posible sin la colaboración del Servicio de Cardiología y los médicos de Familia. 

El principal objetivo de este "mapa" es prevenir la enfermedad cardiovascular, la principal causa de muerte en el mundo Occidental", apunta Navarro. En cuanto al funcionamiento de esta herramienta, el cardiólogo explica que "se introducen los datos de los pacientes en una especie de "calculadora" y la que realiza una estimación sobre el riesgo que tienen de sufrir un infarto en los siguientes 10 años".

Una vez realizada esta estimación, se dividen a los pacientes en tres perfiles: bajo, medio o alto riesgo, según Navarro. Dicha información "se transmite tanto a los médicos de Atención Primaria como a los pacientes", permitiéndoles a los profesionales "actuar sobre sobre los factores de riesgo cardiovascular para reducirlos, haciendo especial hincapié sobre el control de la tensión arterial, de colesterol, del peso o del ejercicio físico, entre otros", aclara el cardiólogo.

Por su parte, Jesús Fernández, médico de Familia y director de Continuidad Asistencial del Hospital de Villalba, asegura a este medio que "este 'mapa' es el resultado de una excelente relación, comunicación y coordinación entre el primer ámbito de atención en nuestro Sistema Nacional de Salud (SNS), la Atención Primaria, y la atención hospitalaria".


Jesús Fernández: "Se aúnan esfuerzos entre Primaria y hospitalaria para poder identificar a los pacientes que tengan un ritmo cardiovascular alto"



Una relación que sería inviable "sin el papel del médico de Atención Primaria ya que es fundamental para el control del riesgo cardiovascular", según Fernández. Por todo ello, el médico de Familia recalca que "en el hospital se aúnan esfuerzos entre Primaria y hospitalaria para poder identificar a los pacientes que tengan un ritmo cardiovascular alto para intentar prevenirlo de forma precoz y personalizada".

La aparición "disruptiva" de la inteligencia artificial


La inteligencia artificial ha aparecido "de manera disruptiva en todos los ámbitos de sectores y servicios", apunta Fernáncez. Y, gracias a ella, lo que se hace es "recoger los datos de los pacientes con las variables correspondientes (género, hipertensión, diabético, etc) para realizar ese 'mapa' y saber cuál es la probabilidad de que el paciente sufra un infarto".

Asimismo, el médico de Familia detalla que "el 'mapa' se crea por localidades de toda la zona de influencia de Collado Villalba, por los diferentes pueblos y localidades y los centros de salud, es decir, el dato se va desagregando desde la localidad hasta el médico de Familia que tiene asignado ese paciente". 

Y, en aquellos pacientes que tienen un nivel alto de riesgo cardiovascular, "se informa directamente a su médico de Atención Primaria para que este actúe sobre modificación de hábitos saludables". Finalmente, Fernández señala que "también se utiliza la tecnología de la que disponen desde la apertura del centro hospitalario, el Portal del Paciente. A través de esta, son los propios médicos los que mandan consejos a los pacientes para que estos modifiquen sus hábitos de vida y hábitos cardiovasculares", concluye.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.