Redacción Médica
20 de septiembre de 2018 | Actualizado: Jueves a las 18:50
Conocimiento > Avances

Keytruda, de MSD, obtiene luz verde de la Comisión Europea

La compañía podrá comercializar el fármaco para pacientes con cáncer de pulmón no microcítico

Ángel Fernández, director de MSD España.
Keytruda, de MSD, obtiene luz verde de la Comisión Europea
Redacción
Jueves, 04 de agosto de 2016, a las 11:40
La farmacéutica MSD tiene el visto bueno de la Comisión Europea (CE) para comercializar Keytruda, la terapia anti-PD-1 para aquellos pacientes con cáncer de pulmón no microcítico (CPNM) localmente avanzado o metastásico cuyos tumores expresan PD-L-1 y que han recibido al menos un tratamiento previo con quimioterapia. 

La aprobación permite a MSD comercializar Keytruda en los 28 estados miembros de la UE, y se basa en los resultados procedentes del Keynote-010, un estudio pivotal que demostró que Keytruda mejoró significativamente la supervivencia global en comparación con el tratamiento habitual con quimioterapia. 

"Esta aprobación supone un nuevo tratamiento para los pacientes europeos con cáncer de pulmón avanzado, uno de los tipos de cáncer más frecuentes y más difíciles de tratar", afirmó Roger Dansey, vicepresidente y jefe del área terapéutica de desarrollo oncológico en fase tardía de MSD Research Laboratories. 

"En el estudio Keynote-010 los pacientes con cáncer de pulmón avanzado cuyos tratamientos anteriores habían fracasado experimentaron una mejora en la supervivencia global al recibir tratamiento con Keytruda, en comparación con aquellos que recibieron la quimioterapia tradicional", añadía. 

Tratamiento personalizado

Según explica Luis Paz-Ares, responsable del departamento de oncología médica en el Hospital Universitario 12 de Octubre de Madrid, el beneficio en la supervivencia observado en los pacientes tratados previamente es prometedor. "Existe una necesidad importante no cubierta para los pacientes con cáncer de pulmón y, gracias a esta aprobación, ahora disponemos de una nueva opción de tratamiento personalizada que emplea biomarcadores que tratan de predecir qué pacientes tienen más probabilidades de beneficiarse del tratamiento", explica. 

"Estamos muy contentos de que la Unión Europea cuenta ahora con una nueva opción de tratamiento para determinados pacientes con cáncer de pulmón no microcítico que no han respondido a la quimioterapia", afirmó también Stefania Vallone, presidenta de Lung Cancer Europe. "El cáncer de pulmón representa la principal causa de muerte por cáncer en el mundo y este hito manifiesta la importancia de innovar y comprometerse con el desarrollo de nuevos tratamientos que puedan tener un impacto positivo en los pacientes que viven con esta enfermedad", sentenciaba.