¿Qué diferencia hay entre un test PCR y una prueba serológica?


La PCR (Reacción en Cadena de la Polimerasa, por sus siglas en inglés) es una de las pruebas ofrece mayores certezas diagnósticas para saber si una persona tiene la infección activa en ese momento. Este test virológico se realizado mediante el análisis de muestras tomadas del tracto respiratorio.

La toma se realiza mediante el uso de un hisopo -bastoncillo largo- y habitualmente se recogen de la nariz -tractor respiratorio superior-, la boca y la garganta. No obstante, en determinados pacientes, como aquellos más graves, suele recurrirse al tracto respiratorio inferior. Una vez realizado este paso, es preciso esperar horas e incluso días para conocer el resultado de la PCR.

Esta prueba permite detectar un fragmento del material genético de un patógeno, que en el caso del coronavirus es una molécula de ARN. Por lo tanto, si no se detecta ningún fragmento del ARN del virus, la prueba es negativa.


Interpretación del resultado de la PCR


Sin embargo, puede darse el caso de que se realice la PCR muy pronto y la persona tenga una carga viral muy baja y no se detecte todavía. La PCR es una prueba de diagnóstico precoz que presenta además una alta sensibilidad y especificidad

Hay casos en los que la PCR puede dar positivo durante mucho tiempo, pero esto no significa que la persona siga siendo contagiosa, sino que quedan restos del material genético del virus a pesar de estar inactivo.


¿Qué es una prueba serológica?


Por su parte, las pruebas serológicas permiten identificar si la persona ha estado en contacto con el virus y ha generado anticuerpos. En este caso, se analiza una muestra de sangre, bien obtenido por vía venosa -extracción de sangre con aguja- o capilar -mediante la punción en la yema del dedo-. Esta detección se realiza en el laboratorio y el resultado puede tardar horas o días.

Si el resultado es positivo, quiere decir que la muestra contiene inmunoglobulinas que reconocen de manera específica al virus y por lo tanto se puede confirmar que la persona ha estado en contacto con él.


¿Qué mide el test serológico?


En función de qué tipo de inmunoglobulina se detecte, se puede sospechar que la infección ha sido muy reciente (IgM positiva) o si, por el contrario, es una respuesta más madura y por lo tanto más lejana/pasada/menos reciente (IgG positiva).

En este caso, un resultado negativo no supone que no se haya estado en contacto con el virus, ya que los niveles de anticuerpos pueden ser tan bajos .

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.