¿Existe vacuna para el coronavirus?


Con el inicio de la pandemia de coronavirus, cientos de laboratorios farmacéuticos comenzaron a buscar tratamiento y una vacuna efectiva contra el SARS-CoV-2. A día de hoy, hay más de 330 ensayos de investigación activos en busca de la mayor eficacia.

Según la Organización Mundial de la Salud, se están desarrollando más de 169 vacunas candidatas frente al coronavirus, 26 de las cuales se encuentran en fase de ensayos en seres humanos. De hecho, la OMS y sus asociados se han comprometido a acelerar el desarrollo de una vacuna contra la Covid-19 y, al mismo tiempo, mantener las máximas normas de seguridad.

¿Cuáles son las vacunas más efectivas contra el coronavirus?


Entre las vacunas Covid más destacadas se encuentran la de Pfizer y BioNTech cuyo índice de eficacia es del 95 por ciento en general y del 94 por ciento entre mayores de 65 años. De hecho, Reino Unido, Estados Unidos, la Unión Europea y otros países han comenzado la campaña de vacunación entre su población con la inyección de esta farmacéutica.

La vacuna de Moderna cuenta con una efectividad del 94,5 por ciento de acuerdo a lo anunciado desde este laboratorio estadounidense en base a los resultados preliminares de la fase III de estudios.

La vacuna rusa contra el coronavirus, Sputnik V, mostró 42 días después de la primera dosis una eficacia de más del 95 por ciento. Mientras, la desarrollada desde la Universidad de Oxford y la compañía biofarmacéutica británica AstraZeneca es otra de las que han avanzado más rápido, que muestra una eficacia de más del 70 por ciento.

¿Tiene efectos secundarios la vacuna contra el Covid-19?


En general, los efectos secundarios más comunes tras la vacunación son leves: dolor, inflamación o enrojecimiento donde se ha administrado la vacuna; fiebre leve; escalofrío; cansancio; dolor de cabeza y dolor muscular y articular.

De forma más específica, Pfizer ha señalado difrentes efectos secundarios, temporales y de tercer grado, que puede llegar a tener su vacuna Covid-19. No obstante, estos efectos son menores en personas mayores, aunque no desaparecen del todo. Entre los 43.000 participantes, un 3'8 por ciento sufrieron cansancio y agotamiento; un 2 por ciento acusó dolores de cabeza y casi un 2 por ciento también experimentó fiebre por encima de los 39 grados.

Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.