17 nov 2018 | Actualizado: 18:20
Por Eduardo Ortega Socorro, periodista de Sanitaria 2000
Dom 30 octubre. 11.10H
En el 20 Congreso Nacional Farmacéutico de Castellón se trataron muchos temas relevantes de cara al futuro asistencial de la oficina de farmacia, pero hay uno que se alza por encima de los otros: la vacunación desde la botica.
 
El objetivo no es nuevo. Ya hace un par de años hubo en la farmacia española una corriente a favor de que estos establecimientos administraran los antígenos, pero en pocas ocasiones había sido tan tangible como ahora. ¿La razón? Que existen proyectos y peticiones autonómicas en marcha de gran solidez, apoyados en los óptimos resultados que esta iniciativa ha tenido en países como Irlanda o Portugal para aumentar los ratios de vacunación, y alcanzar los ratios de protección de la OMS, sobre todo en gripe.
  
Al posicionamiento de los farmacéuticos pontevedreses hay que sumar el del Consejo de Farmacéuticos de Comunidad Valenciana, que incluso ha hecho una encuesta para conocer la opinión de la ciudadanía sobre el que estos profesionales puedan vacunar de gripe, una opinión que, por cierto, es positiva, también respecto al cobro de este servicio.
 
Porque sin financiación ni formación y certificación de las boticas para esta labor, está claro que una iniciativa así no puede salir adelante, nadie da duros a cuatro pesetas. Tampoco sin el visto bueno del Ministerio de Sanidad, pero esto no parece que vaya a ser un obstáculo. Elena Andradas, responsable de Salud Pública, afirma que este asunto está en la agenda del Gobierno y que han puesto en marcha la maquinaria para ello. ¿También estará en los planes del futuro gobierno que se tiene que formar? Veremos...
 
Y luego está el tema de las competencias. La administración de las vacunas es cosa de los enfermeros y hay que tener mucha cautela respecto a las responsabilidades y competencias de cada profesión sanitaria, puesto que  existe la posibilidad de que planteen batalla ante una medida de este calado.
 
Pero todo es cuestión de negociar, y la reforma del RD de prescripción enfermera puede ser la moneda de cambio precisa para que los farmacéuticos puedan vacunar sin levantar polémicas. Aunque la última palabra la tiene el futuro Ministerio de Sanidad.



@EduOrtegaRM