Redacción Médica
21 de septiembre de 2018 | Actualizado: Jueves a las 22:05
Jueves, 28 de mayo de 2015, a las 18:47
Este jueves se ha conocido que el Ministerio de Sanidad trabaja a contrarreloj para llevar la vacuna del meningococo B a todas las farmacias españolas “lo más rápidamente posible”. La próxima eliminación de las restricciones a su venta es sin duda una buena noticia para todos aquellos que se preocupan por la Salud Pública en este país. Sin embargo, vista esta decisión, no se entiende que paralelamente se mantenga el mismo bloqueo sobre la vacuna de la varicela, una enfermedad mucho menos grave que la meningitis, pero con una prevalencia muchísimo más alta y, por ende, unos costes asociados más elevados. El ministerio ha cambiado de opinión en menos de diez días sobre el meningococo, demostrando que si se quiere, se puede. Algo que añade más incomprensión si cabe a su actitud respecto a la varicela. Una de cal y una de arena por parte del ministro Alonso, que deberá preparar un buen argumentario si quiere defender un doble rasero que muy pocos comparten.