16 de agosto de 2017 | Actualizado: Miércoles a las 20:10
Opinión > FIRMAS

Todos juntos hemos construido una SEFH con una estructura más sólida y un funcionamiento más líquido

José Luis Poveda Andrés, presidente de la SEFH 2007-2015
Lunes, 30 de noviembre de 2015, a las 20:19
Esta no es una carta de despedida a los socios de la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria (SEFH), porque nadie abandona su pasión. Más bien, es para disfrutar juntos de lo conseguido y exhortar a seguir trabajando por los retos pendientes.
 
Tampoco pretende ser un recopilatorio de acciones desarrolladas, ni siquiera puede ser un balance de la actuación como presidente de la SEFH durante estos ocho años.  Ni es el foro  adecuado, ni la limitación de la extensión del texto daría posibilidades de exponer la experiencia acumulada durante más de 3.000 días.
 
Entenderéis por tanto, que esta sea una carta desde el ámbito personal, que obviamente se circunscribe al entorno profesional, pero que expone la labor realizada por todos, por ello no se citan nombres. Este es un proyecto colectivo, y será colectivo o no será nada en el futuro.  Es la verdadera fuerza de nuestro modelo de inteligencia colectiva, donde no se necesita ningún director para que cada uno de los socios pueda tocar la mejor “música” en beneficio del paciente. Hemos aprendido a ser una banda de jazz, donde cada uno necesita su espacio y momento para brillar,  y quiere hacerlo al mismo tiempo con la sintonía y armonía que nos proporciona la partitura escrita por todos en  el “proyecto 2020”.
 
Soy, como muchos sabéis, de los que les gusta más dibujar sueños y pintarlos, que recordar la historia del pasado. Pero también participo de la idea de que somos lo que somos porque recordamos lo que hemos sido. Es por ello, que lo realizado, alcanzado y conseguido  por la SEFH, estos últimos años, sólo se sostiene, entiende y justifica sobre el fondo irrenunciable de lo que hemos sido. Ser es, esencialmente, ser memoria.
 
Más socios,  más comprometidos y más competentes
 
En estos 8 años, 1072 socios se han incorporado a nuestra sociedad. Este dato,  supone un 45.67 por ciento más de capital intelectual incorporado. Es muy importante el número, pero es más importante haber cambiado la tendencia de años anteriores. Paso cambiado, meta conseguida.

El segundo elemento es el cambio en el nivel de participación activa. Entre todos, hemos constituido 22 nuevos grupos de trabajo con más de 843 socios, que han tomado el liderazgo en la creación de una espiral del conocimiento.
 
El tercer elemento, es el compromiso por aumentar el nivel de competencias. Así, 6.835 socios han realizado cursos presenciales y 5.447 cursos virtuales, y se ha construido un plan de desarrollo profesional continuo.
 
En el ámbito investigador, más de 390 socios han participado en proyectos de investigación promovidos por la SEFH, y el proyecto de dirección facilitada de tesis,  ha permitido incrementar nuestro potencial investigador con  62 nuevos doctores.
 
 Hacer visible lo invisible
 
Entre todos, hemos hecho visible lo invisible. Una visibilidad, que nace del compromiso con la generación de valor a los pacientes, a los profesionales sanitarios y al Sistema Nacional de Salud
 
Lo hemos hecho con el cambio en la visión del farmacéutico, que ha virado desde la  visión única centrada en el medicamento, a una visión triple que aborda el medicamento, el proceso farmacoterapéutica de mejora de la seguridad en el uso de los medicamentos y la actividad clínica corresponsable con el resto del equipo asistencial para mejorar resultados en los pacientes.
 
Un cambio que nos ha permitido integrarnos en los equipos asistenciales. Especialmente relevante en las áreas de oncohematología, pediatría, urgencias, área de críticos e infecciosas y también en el proceso de soporte al conjunto de pacientes que configura la nutrición clínica.
 
Una visibilidad que se ha ampliado a pacientes que no se encuentran hospitalizados, pero que precisan de una atención especializada. Este hecho, ha tenido su concreción asistencial con el desarrollo de las unidades de atención farmacéutica a pacientes externos, para garantizar la efectividad, seguridad y eficiencia de los tratamientos.
 
Una visibilidad se extiende a los centros socio-sanitarios en un 20 por ciento de los mismos, pero que deberá extenderse para dar cumplimiento legal al RD 16/2012, a todos los centros Socio-Sanitarios con 100 o más camas de asistidos.
 
Una visibilidad que debe ampliarse en la Atención Primaria. con el cambio de denominación de la especialidad que expone el RD 639/2014.
 
La SEFH, nuestra mejor marca profesional.
 
Nuestra marca,  la SEFH, que nace desde nuestra profesión, y es una causa noble; servir a la población en sus necesidades farmacéuticas en beneficio de los pacientes.
 
Una marca que es reflejo de la credibilidad de sus socios, y que nos ha situado en los centros que determinan las decisiones en política farmacéutica. Como ejemplo baste citar, la participación activa en la elaboración de informes de posicionamiento terapéutico, y en su grupo coordinador.
 
Me voy con la satisfacción de haber realizado el mayor de los esfuerzos, con la nostalgia de dejar lo que se quiere  pero con la felicidad de estos años compartidos con la SEFH, aunque sólo fuera por la cantidad de amigos conseguidos.  
 
Os animo a implicaros, actuando como embajadores de ella, con vuestra actitud y compromiso y apoyando a la nueva junta directiva de la SEFH. Estoy seguro que así será.
 
Muchas gracias y hasta siempre.