Redacción Médica
22 de septiembre de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00
Opinión > Sala de espera

Protección Civil Europea se prepara ante el riesgo de una catástrofe natural

La rápidez y la inmediatez son claves en el proceso de actuación de emergencia ante una catástrofe
Sábado, 01 de julio de 2017, a las 13:20
La Organización Mundial de la Salud ha sido alertada ante el brote de una enfermedad no identificada que se propaga con rapidez, ante las fuertes inundaciones que han azotado la región de Faultland, en el sur de Suecia. Profesionales especializados en emergencias sanitarias, procedentes de varios países y coordinados por la Comisión Europea, están listos para actuar. Los hospitales móviles y los laboratorios de análisis han sido levantados a toda prisa bajo tiendas de campaña. Los quirófanos están impolutos y las provisiones de agua y comida, rigurosamente apiladas. Sin embargo, Faultland no existe.

La narración del simulacro realizado por Protección Civil Europea, y que este sábado cuenta El País, explica que los equipos médicos italiano y español, así como el personal de los laboratorios móviles de Bélgica y Alemania, los encargados austriacos de asistencia técnica y los otros expertos internacionales involucrados en la intervención, son reales. Se trata de un simulacro que tiene lugar en Revingeby, a unos 30 minutos en coche desde Malmoe.

Redacción Médica presentó hace unas semanas a Julián Manuel Domínguez, que ha sido seleccionado para el ‘dream team’ sanitario español, el equipo Start. El Jefe del Servicio de Medicina Preventiva, Salud Pública y Prevención de Riesgos Laborales del Hospital Universitario de Ceuta cuenta cómo fue su selección y explicó en que consiste el equipo médico que actuará en caso de emergencia humanitaria a petición de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo.

En concreto, facilitar la cooperación entre los países miembros y garantizar una respuesta más rápida y eficaz ante una situación de emergencia, así como coordinar el trabajo de preparación previa a los desastres (naturales o causados por hombres) y de prevención de riesgos. Y todo ello en un tiempo récord. En tan solo 24 horas se puede habilitar un hospital en mitad de una catástrofe.