22 de agosto de 2017 | Actualizado: Lunes a las 19:30
Opinión > FIRMAS

Neuro-Oncología centrada en los pacientes

Julio Mayol, director médico del Hospital Clínico San Carlos
Lunes, 19 de diciembre de 2016, a las 18:00
Hoy se ha celebrado en el Hospital Clínico San Carlos una innovadora  experiencia como parte de la “Jornada de Humanización en Neuro-Oncología”. La particularidad es que pacientes y profesionales sanitarios se han reunido en el auditorio de nuestro centro para llevar a cabo una sesión clínica. Es una apuesta retadora y que abre caminos a la incorporación de la experiencia de los pacientes en el funcionamiento de nuestra institución.

El acto ha sido promovido por el Comité de Neuro-Oncología, con el liderazgo de Juan Antonio Barcia, jefe de servicio de Neurocirugía. La inauguración ha contado con la presencia del Consejero de la Comunidad de Madrid, Jesús Sánchez Martos.

A lo largo de la mañana, se han presentado seis casos clínicos, que han ido desde la cirugía funcional a la plasticidad cerebral, pasando por la psico-ongología, la rehabilitación o la aplicación de mindfulness. Además, Oscar Prieto ha participado como presidente de la Asociación de Afectados por Tumores Cerebrales en España (Asate). En todos ellos se ha contado con la participación de los pacientes, de manera activa y debidamente autorizada.

Incluir a los pacientes, con sus expectativas y contexto social, en el proceso de toma de decisiones  diagnósticas y terapéuticas es imprescindible para avanzar en la Medicina basada en valor. Y muy especialmente  en el área de la neuro-oncología, dada la complejidad del tratamiento y las implicaciones vitales y funcionales del mismo. Es un paso firme hacia una medicina verdaderamente personalizada y participativa.

No resulta fácil llevar a cabo la transformación de un modelo sanitario tradicional, paternalista, en otro basado en la autonomía y la participación de los usuarios en las decisiones que les afectan. Y no lo es no porque nuestro sistema surgió en un contexto social especialmente protector que, en no pocas ocasiones, promovía el desapego como herramienta para proteger primero al enfermo y después al profesional.

El Hospital Clínico San Carlos, con sus más de 228 años de historia, ha innovado de nuevo en el uso de la tecnología. Porque la sesión clínica celebrada hoy es una nueva solución creada por un equipo humano, comprometido con el conocimiento y la humanización, para mejorar la vida y la salud de otros seres humanos a los que nos hemos comprometido a ayudar.