Redacción Médica
24 de septiembre de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:00
Opinión > La sanidad desde el ángulo izquierdo

La Agencia Europea de Medicamentos debe venir a España tras el Brexit

Nuestro país, por su tamaño, su nivel de desarrollo y su sistema público de sanidad pública, reúne condiciones ideales para reclamar con solvencia la ubicación de la sede
Martes, 19 de julio de 2016, a las 21:10
El reciente referéndum celebrado en el Reino Unido cuyo resultado ha sido favorable a la salida de este país de la UE, tiene consecuencias de todo tipo.

Entre las consecuencias que se relacionan con la sanidad cabe señalar el inevitable traslado de la sede de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) que se localiza en Londres desde su creación en 1995; la EMA es una agencia descentralizada de la Union Europea, localizada en Londres por acuerdo de los Estados Miembros.

La Agencia es responsable de la evaluación científica, la supervisión de calidad y de seguridad de los medicamentos de uso humano y veterinario desarrollados por empresas farmacéuticas antes de su uso en el territorio de la Unión Europea.

La EMA protege la salud pública y de los animales en todos los Estados miembros, así como los países del área económica europea, asegurando que todas las medicinas disponibles sobre el mercado de la Unión Europea son seguras, eficaces y de alta calidad.

La EMA sirve un mercado de más de 500 millones de personas que viven en la Unión Europea y debe promover la excelencia científica en la evaluación y la supervisión de los medicamentos.

España reúne condiciones ideales para reclamar con solvencia la ubicación de la sede de la EMA



Dispone de una plantilla de unos 800 funcionarios de alto nivel de cualificación y trabaja interactuando con empresas que invierten en I+D+i de manera muy intensiva y con colectivos profesionales de la sanidad con alta capacidad de cualificación.

En sus años de funcionamiento ha atraído a miles y miles de profesionales y expertos de toda Europa y del resto del mundo para la generación de informes y análisis sobre los medicamentos y productos sanitarios, que han de trabajar en su sede para dicha finalidad.

El mercado de medicamentos de uso humano alcanza en la UE un volumen del entorno de los 200.000 millones de euros anuales, a lo que hay que añadir el mercado de medicamentos veterinarios y el de productos sanitarios de cuantía similar.

España puede y debe aspirar a reclamar la sede de la EMA una vez que el Reino Unido ha decidido en referéndum dejar de ser Estado Miembro de la UE y, por tanto, es inevitable el traslado de la sede actual de la EMA a otro Estado Miembro.

Nuestro país, por su tamaño, su nivel de desarrollo y su sistema público de sanidad pública, reúne condiciones ideales para reclamar con solvencia la ubicación de la sede de la EMA en territorio nacional.

Es una batalla que debemos de dar de manera inmediata y es por eso que una vez que hoy 19 de julio se han constituido las Cortes Generales tras las elecciones del 26 de junio, voy a registrar una iniciativa parlamentaria para pedir al Gobierno de España que desarrolle todas las gestiones necesarias para que la EMA se ubique en España una vez se haga operativa la salida del Reino Unido de la UE.

Creo que Andalucía es un lugar ideal para la ubicación futura de la EMA y por supuesto en Granada con su Parque Tecnológico de la Salud sería recibida con los brazos abiertos.

No se consigue aquello que no se sueña y tenemos derecho a soñar con un futuro mejor y la obligación de trabajar por ese futuro mejor. Empujemos todos en la misma dirección y el objetivo de que la EMA se ubique en España puede ser una realidad.