24 de septiembre de 2017 | Actualizado: Sábado a las 20:00
Opinión > FIRMAS

Favorecer la hospitalización a domicilio

Mercedes Roldós, diputada del Grupo Popular en el Parlamento de Canarias
Martes, 08 de octubre de 2013, a las 19:16

La evolución demográfica de nuestra sociedad con un envejecimiento creciente de la población y una mayor prevalencia de enfermedades crónicas y degenerativas, así como la necesidad de garantizar la sostenibilidad de nuestro sistema sanitario, nos debe llevar a favorecer la implantación y potenciación de alternativas asistenciales a la hospitalización tradicional como son la cirugía mayor ambulatoria, las unidades de corta estancia, las consultas de alta resolución o las unidades de hospitalización a domicilio.

Tras más de 25 años de experiencia en España, con desigual implantación en las diferentes comunidades autónomas, las unidades de hospitalización a domicilio (HADO) son una alternativa asistencial consistente en un modelo organizativo capaz de dispensar un conjunto de atenciones y cuidados sanitarios de rango hospitalario, tanto en calidad como en cantidad, a pacientes en su domicilio, cuando ya no precisan de la infraestructura hospitalaria pero todavía necesitan cuidados complejos.

Las HADO permiten la asistencia sanitaria en el mejor lugar terapéutico, el domicilio del paciente, reflejándose así en la elevada tasa de satisfacción de los pacientes y sus familiares. Una modalidad asistencial que está siendo favorecida por el uso de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación aplicadas a la salud.

Estudios de la Sociedad Española de Hospitalización a Domicilio evidencian que los resultados clínicos son similares a los obtenidos en la hospitalización tradicional, pero con una  importante mejora en la calidad de vida del paciente y sus familiares.

Propician la atención integral y multidisciplinar, así como la coordinación y continuidad asistencial, conservando el entorno sociofamiliar con una atención más humana e individualizada, evitando el hospitalismo y el riesgo de iatrogenia, potenciando la autonomía funcional, la independencia socio-familiar y los autocuidados.

Reduce los costes totales del proceso, al menos en un 30 por ciento, incrementando la eficiencia en el uso de los recursos sanitarios al evitar o acortar las estancias hospitalarias mediante programas de Alta Precoz con seguimiento domiciliario de patologías médicas y quirúrgicas, programas de Hospital de día a domicilio, así como la gestión domiciliaria de pacientes crónicos evitando reingresos y atendiendo reagudizaciones y progresiones hacia Cuidados Paliativos.

Recientemente el Congreso de los Diputados y el Parlamento de Canarias aprobaban por unanimidad iniciativas a instancias  del Partido Popular para favorecer la Hospitalización a Domicilio.

En definitiva, las HADO son una sólida alternativa asistencial, segura y de excelencia, y un elemento esencial para garantizar la sostenibilidad económica de nuestro Sistema Nacional de Salud.