26 de mayo de 2017 | Actualizado: Viernes a las 12:10
Miércoles, 08 de mayo de 2013, a las 20:25

Por Santos A. López, HCIS Business Development Manager Iberia de Carestream Health

 

 

La forma de almacenar documentos en el sector sanitario está cambiando. En unos poco años se ha pasado de una forma tradicional de entender la gestión documental a un nuevo modelo que convierte al paciente en el centro de la gestión sanitaria. Este desarrollo ha sido posible gracias a la incorporación de las nuevas tecnologías y la actualización de la información de estos sistemas.

A este respecto, un artículo recientemente publicado en Auntminnie profundiza en las dificultades de gestión de almacenamiento de documentos en el PACS (Picture Archiving&CommunicationsSystem), el RIS (RadiologyInformationSystem) y otros sistemas departamentales. Su conclusión anima a las instituciones sanitarias a apostar por un modelo orientado al Vendor-Neutral Archiving (VNA).

Esta nueva solución Vendor-Neutral Archiving están en crecimiento al ofrecer la capacidad de recibir, gestionar imágenes y datos procedentes de diversos sistemas departamentales para crear una única carpeta del paciente que contenga sus estudios de imagen diagnóstica, no solo radiológica sino también sus informes de laboratorio, patología, vídeos ó imágenes virtuales en cualquier formato de archivo asociado al histórico del paciente.

De esta forma, el VNA además de almacenar la información dispone de mecanismos necesarios para poner dichos datos a disposición de la historia clínica del paciente vía interfaz web o a través de la Historia Clínica Electrónica (HCE) virtualmente en cualquier momento y en cualquier ubicación, sin importar si el contenido almacenado se encuentra en forma de imágenes u otro tipo de documentos.

Por otra parte, la instalación de esta herramienta de gestión documental para las instituciones sanitarias permite ahorrar los gatos de migración en las que se incurre actualmente cada vez que se cambia de solución departamental, cosa que ocurre a menudo aunque la solución reemplazada y la nueva sean del mismo proveedor. Por este motivo, la opción consiste en seleccionar una plataforma VNA que garantice la sincronización milti-fabricante y multi-localización con diversos sistemas departamentales como RIS y PACS para crear un flujo de trabajo más eficiente dentro de la propia institución o entre distintas.

Algunos de los puntos clave con los que cuenta esta plataforma de gestión de información serían los siguientes:

- Sincronización de los datos de los pacientes existentes en diferentes localizaciones en tiempo real incluyendo metadatos, con la opción de incluir también la transmisión de imágenes.

- Optimización en la gestión de las imágenes tanto DICOM como no-DICOM, con independencia del fabricante departamental y plataforma, su grado de obsolescencia, localización o ancho de banda de la red.

- Autonomía para cada centro dentro del mismo tiempo que se crea un entorno virtual que permite a todos los médicos de la instituciónacceder a toda la información del paciente, con independencia del centro donde se ha generado.

- Recuperación de la información desde la ubicación de forma que sea más accesible de modo automático.

- Expansión del sistema de forma sencilla al incorporar nuevos centros a la organización.

- Facilitar el camino hacía el Portal del Paciente de modo que sea el propio paciente el que disponga de acceso seguro a su propia información de manera segura y pueda incluso decidir cómo y con quién compartirla sin moverse de su domicilio.

En conclusión, la apuesta por implantar una solución VNA y la consecuente eliminación de los silos departamentales debe ser una prioridad para las instituciones sanitarias que deseen mejorar su eficiencia a través del acceso inmediato de sus profesionales a toda la información del paciente al tiempo que se optimizan sus costes de operación y protegen su inversión.