24 de marzo de 2017 | Actualizado: Viernes a las 21:40
Opinión > Firmas

Del ‘presidencialismo’ al ‘vocalismo’ en el Icomem

Manuel Marcos Fernández, candidato a la vocalía de Ejercicio Libre del Icomem. Candidatura de Juan Abarca
Miércoles, 10 de febrero de 2016, a las 19:53
Me he unido a la candidatura liderada por Juan Abarca a las elecciones del Colegio de Médicos de Madrid del próximo 18 de febrero, porque quiero contribuir a devolver el Colegio de Médicos a sus verdaderos dueños, los médicos de Madrid.

Ya sé que esto se puede interpretar como un eslogan más de una campaña electoral y que las demás candidaturas tienen o transmiten el mismo interés, pero lo que realmente diferencia a nuestra candidatura de las otras es el cómo realizarlo.

Estoy convencido que el único camino para realmente conseguirlo es transformar la estructura "presidencialista" que ha existido hasta ahora en el Colegio de Médicos, por una estructura "vocalista" (de vocalías). La presidencia y la junta plenaria deben adecuar las estructuras del colegio para que las vocalías puedan tener la fuerza y la responsabilidad de dicha transformación. Solo a través de unas vocalías fuertes, responsables y dotadas de contenido el Colegio podrá volver a ser de los médicos. De médicos orgullosos de serlo y orgullosos de su Colegio.

Para ello, hemos formado un grupo de trabajo integrado por médicos con amplia experiencia en gestión cada uno en su área, lo que favorecerá esta transformación.

En lo que respecta a la vocalía que lidero, vocalía de Ejercicio Libre, lo primero que vamos a hacer dentro de ese modelo de transformación es cambiar y adecuar el nombre a la vocalía. Se trata de cambiar de vocalía de Ejercicio Libre a Vocalía de Asistencia Privada.

El objetivo primordial de esta vocalía es poner en valor el trabajo realizado por los médicos que ejercen su actividad en el sector privado. Pero no despreciando el de la asistencia pública para darnos valor sino respetando el papel tan importante que también juegan los compañeros dedicados a la asistencia pública. En la Comunidad de Madrid tenemos la gran suerte de contar con un excelente Sistema Sanitario Público y un magnifico Sistema Sanitario Privado.

Los médicos que nos dedicamos a realizar nuestra labor en el sector privado a día de hoy realizamos asistencia sanitaria de calidad, docencia e investigación clínica, los tres pilares de la Medicina de calidad y contribuimos de forma eficiente a elevar el nivel de calidad asistencial de nuestra población. El panorama asistencial no tiene nada que ver con el que existía en nuestra comunidad hace 25 años, como se refleja en el artículo de opinión titulado '25 años de medicina privada en Madrid: del sanatorio al hospital', escrito por mí en Noviembre de 2013 y publicado en la revista Tu Hospital (página 3).

Para ello, constituiremos una mesa de Asistencia Privada en la que contaremos con responsables médicos de los grandes grupos dedicados a medicina privada, con algún representante de los médicos que trabajan solos y responsables médicos de las principales aseguradoras; para establecer medidas encaminadas a mejorar la relación de los médicos con las aseguradoras con criterios de eficiencia sanitaria que pueda mejorar los resultados de ambos estamentos.

También queremos actualizar el nomenclátor de actos médicos y quirúrgicos en todas las especialidades y modernizar el obsoleto que existe desde el año 90. Y ofrecer esta herramienta a los médicos de asistencia privada para favorecer su negociación particular con las aseguradoras.

Contribuiremos con la asesoría jurídica del Colegio para favorecer la defensa de los médicos ante demandas, a veces sin sentido de esta etapa que nos toca vivir de la medicina judicializada. Participaremos en el departamento de mediación de dicha asesoría, ayudando a los médicos en sus problemas judiciales.

Colaboraremos estrechamente con vocalías de asistencia privada de Colegios de Médicos de las provincias que tienen extensa actividad en el ejercicio privado (Barcelona, Valencia, Sevilla, Bilbao, Coruña,...).

No quiero olvidarme de la tarea de formación que debe realizar nuestra vocalía, sobre todo para ayudar a los médicos que trabajan alejados de los grandes hospitales privados a obtener suficiente curriculum para asistir a la próxima reacreditación que nos llegará a través del Ministerio en los próximos meses.

Y, por último, estrechar el lazo de unión con las sociedades científicas, aún más con aquellas que cuenten con secciones de Asistencia Privada.