Pere Camprubí i García, Decano del Colegio Oficial de Biólogos.
Jue 31 diciembre de 2020. 13.10H
Biólogos y Salud
El artículo también está firmado por: Ángel Garde Lecumberri. Presidente del Colegio Oficial de Veterinarios de Navarra; y Teresa Ferrer Gimeno. Farmacéutica de Salud Pública. Jefa de Sección de Sanidad Ambiental del Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra.

La globalización, la degradación de los ecosistemas y el cambio climático están detrás del aumento de algunas enfermedades. Sin embargo, la estrategia sanitaria “Una Salud”, entendida como el abordaje de la salud humana, animal y de los ecosistemas como un todo, no consigue consolidarse. Las pandemias ponen de relieve que nuestra actual relación con los ecosistemastiene repercusiones negativas,ya que la Naturaleza es un reservorio de organismos causantes de enfermedades para otros organismos, incluidos los humanos, debido a que los sistemas inmunológicos de los distintos seres vivos tienen limitadas capacidades de defensa.

La pandemia que vivimos debería haber supuesto un cambio en el abordaje de esta crisis; esta no se ha gestionado adecuadamente, pecando de imprevisión y minusvalorando un virus, que se propaga a velocidad del rayo, en un escenario agravado por la ausencia de equipos multidisciplinares integrados por profesionales cualificados en de los ámbitos de salud, zoonosis y gestión de los ecosistemas.

No solo lo decimos nosotros:la OMS y la Unión Europea aconsejaneste enfoque multisectorial, teniendo en cuenta la interacción entre humanos, otros seres vivos y los ecosistemas, con la finalidad de lograr mejores resultados en Salud Pública. Esta estrategia debe ser adoptada por todos los profesionales de la Salud Pública y del Medio Ambiente, incluidos los profesionales de la Medicina, por lo que consideramos urgente adaptar los modelos de respuesta,los cuales no deben basarse únicamente en la asistencia sanitaria y clínica. Como se ha visto hasta ahora, estas respuestas reactivas se han mostrado insuficientes.

Si bien el Gobierno español ha mencionado, en algún foro internacional, este enfoque global ante la Covid-19, de hecho no ha tomado ninguna medida para implementaraquella estrategia, como lo demuestra el hecho de no haber incluido a Veterinarios, Farmacéuticos y Biólogos en la gestión del coronavirus, y no será por no reivindicar su papel, según constan varias iniciativas en este sentido.

En el enfoque ‘Una Salud’ todos somos imprescindibles, pese a quien pese. Sin embargo, la Comisión de Reconstrucción Social y Económica, constituida en el Congreso de los Diputadospara la reforma sanitaria tras la pandemia, no adoptó este enfoque, pese a que más de la mitad de las infecciones humanas,incluida la Covid-19, tienen origen animal y, en muchos casos, por el daño causado a los ecosistemas. No se ha contado con nosotros como comparecientes en esa Comisión, minusvalorando la necesidad de un trabajo conjunto de expertos con distintas formaciones académicas para garantizar la Salud Global.

Los biólogos están especialmente capacitados para la gestión de ecosistemas, con enfoque Una Salud, por lo que tienen mucho que aportar en las crisis de Salud Pública. Susconocimientos abarcan desde el nivel bioquímico y subcelular hasta las poblaciones y ecosistemas, con una visión global de las interrelaciones de los seres vivos entre sí y con su medio, por lo que debe contarse con sus aportaciones. Desde los inicios de esta pandemia, el Colegio Oficial de Biólogos ofreció su colaboración directa a las Administraciones sanitarias, sin obtener respuesta concluyente al respecto. Por cierto, el Director de la OMS, es titulado en Biología.

Por otra parte, los veterinarios son especialistas en enfermedades relacionadas con animales que nos afectan y han formado parte de comités de crisis de las vacas locas, la gripe aviar u otras donde fueron cruciales, pero ahora se ha desaprovechado su experiencia, incluso en Navarra, donde se han ofrecido desde su Colegio Profesional. Organizaciones como la FAO han pedido que se incorporen a la gestión de la COVID-19, pero nuestro país deja esta incorporación para un futuro, de incierta concreción. Sin embargo, en Alemania, el principal responsable en esta crisis es un veterinario.

Además, consideramos que también los farmacéuticos tienen un papel activo en la Salud Pública y en la protección de la salud. Son relevantes en la vigilancia de rebrotes, monitorizando precozmente los casos sospechosos o colaborando en campañas de detección y vacunación, pero también algunos son expertos en gestión de riesgos ambientales y emergencias epidemiológicas, en inspecciones sanitarias y coordinación de planes de actuación. La OMS recuerda que estos profesionales son esenciales y se debe potenciar su labor preventiva, además de que los Colegios de Farmacéuticos han sumadosu capacidad ante estos retos de salud pública.

Con estas consideraciones, no parece procedente esperar a futuro para incorporar a más profesionales en la gestión de las pandemias, la actual y las futuras; consideramos que todos podemos y debemos contribuir a contener el impacto de las pandemias.

La Salud, tanto humana, como animal, como de los ecosistemas, es Una, por lo que médicos, farmacéuticos, biólogos, veterinarios y otros profesionales relacionados con la Salud Global debemos trabajar juntos. En esta ocasión no se ha hecho y era el momento. Expertos de todo el planeta piden que se ponga en práctica, ya que esta no va a ser la última pandemia a la que nos enfrentemos.

TAGS